Barrero alimenta la ilusión del Jerez

Barrero alimenta la ilusión del Jerez

«Me encantaría llegar al duelo de la penúltima jornada jugándonos el primer puesto con el Extremadura», apunta el capitán templario

J. P. BADAJOZ.

Pasan las jornadas y el Jerez no sólo sigue entre los aspirantes a la fase de ascenso, sino que se vuelve a encaramar al liderato. El equipo templario mantiene el pulso a los grandes presupuestos y se resiste a perder la ilusión de dar la campanada en la Tercera extremeña. Nadie le invitó a la fiesta por el título, pero se ha colado con pleno derecho a golpe de la varita mágica de Vázquez Bermejo. Con lo que le dejan en el mercado, el técnico santanero de nuevo ha conseguido reunir un grupo de jugadores veteranos sin fecha de caducidad en un vestuario que es como una gran familia y dar forma a un bloque competitivo elevado a su máxima expresión. «Ganar y competir son las palabras más repetidas en el vestuario», apunta el capitán Barrero.

Este domingo volvió a pegar otro zarpazo para dar caza al Extremadura. Lo hizo en gran parte por un doblete de Diego Barrero, convertido en el estratega ejecutor del plan de ataque marcado en la pizarra. «Hay días más afortunados que otros. El domingo me caían todos los balones en los córners y la estrategia», señala el capitán templario. En ese sentido, Diego Barrero Tejada (Logroño, 1981) subraya el potencial de su equipo para explotar los recursos en jugadas de estrategia. «Somos un equipo muy fuerte a balón parado. Si no remato yo está Emilio. Los rivales nos repetan bastante en ese aspecto».

El central verdinegro puso su firma a dos de los tres goles ante el Sanvicenteño, pero antes de inaugurar el marcador estrelló un balón al palo. Su oportunismo en los rechaces y en saber estar en el sitio preciso encarriló un triunfo que devuelve al Jerez a coliderar el campeonato. «Estamos muy contentos porque a estas alturas estar empatados con el Extremadura es muy importante para nosotros». A pesar de su privilegiada, pero meritoria, posición sostiene que la plantilla templaria está más pendiente del quinto que del primer puesto. «Esa victoria nos permite tener la ilusión de distanciar al Calamonte y pensar en dar guerra a los de arriba». Precisamente esta jornada, el Jerez visita al Calamonte y tiene la oportunidad de asegurarse prácticamente su presencia en la fase de ascenso. «Ese partido es primordial. Si no perdemos podemos decir adiós al Calamonte, al que mantendremos a quince puntos e incluso si ganamos le dejamos a 18. Es fundamental puntuar. En ese caso hay que ser realistas y pensar que es difícil que se nos escape la cuarta plaza». Pero la realidad de su impresionante trayectoria les coloca como el único equipo capaz de cuestionarle la corona al Extremadura. Aunque Barrero insiste en que esa no es la lucha del Jerez. «Ahora tenemos problemas con las lesiones. Jugadores importantes como Jorge Zafra, Juanito y Yeyo han caído. Si conseguimos recuperarles cuanto antes no sé si estaremos en la pelea con el Extremadura, pero será difícil que Arroyo y Badajoz nos cojan».

De mantener este emocionante pulso, el Jerez-Extremadura a dos jornadas del cierre se presentaría no apto para cardíacos en una auténtica final por el título. «A mí me encantaría llegar a la penúltima jornada jugándonos el primer puesto con el Extremadura y ver la Ciudad Deportiva de Jerez llena. Se viviría un ambiente espectacular con mejor entrada que los playoffs de ascenso y además supondría una inyección económica importante para el club». El capitán templario espera prolongar el sueño lo máximo posible, pero conscientes de tener los pies en el suelo. «A mí me gustaría quedar campeón, sería algo histórico para Jerez. Con una pequeña inversión está disputando el título a equipos como Extremadura, Arroyo y Badajoz que ha eralizado un desembolso importante y eso no tiene que se sentar bien. Somos un equipo modesto que vivimos de la ilusión y de competir. Pero nuestro objetivo es pensar en semana a semana y ahora mismo sólo pensamos en el Calamonte. Ya iremos viendo donde quedamos a final de campeonato». Esta situación anima la liga. «Los cinco de arriba nos vamos a jugar algo hasta las últimas jornadas y eso permitirá llegar en mejores condiciones a los cuatro equipos que disputen la fase de ascenso».

El Jerez ha permanecido más de una vuelta sin perder. Hasta la de Arroyo hace dos semanas, su única derrota se había producido en la quinta jornada en Badajoz. «En Arroyo tuvimos un mal día, no nos salió buen partido y ganaron justamente. Veo al equipo con una solidez importante. Hemos perdido sólo dos partidos en toda la temporada y no creo que en lo que queda vayamos a perder cuatro o cinco», expone Barrero.