El Extremadura prescinde de su capitán

Ruis y Franganillo durante la ruda de prensa de ayer. :: J. B. M./
Ruis y Franganillo durante la ruda de prensa de ayer. :: J. B. M.

Ruiz era el único jugador que permanecía en el club desde su fundación en el verano de 2007

JUAN BAUTISTA MARTÍNEZ ALMENDRALEJO.

José Antonio Ruiz Hernández (Almendralejo, 1983), el que ha sido durante los últimos siete años capitán del Extremadura UD, ya no es jugador azulgrana. El pasado viernes el club almendralejense decidió darle la baja federativa para utilizar su ficha en favor del recién fichado lateral izquierdo David Feito. Una decisión complicada que ha costado asimilar tanto al propio futbolista como a gran parte de la afición.

Ayer, en la sala de prensa del Francisco de la Hera, se celebró una emotiva rueda de prensa para detallar los motivos de tan doloroso adiós. El presidente Manuel Franganillo quiso acompañar al jugador dejando claro que si por él fuera «Ruiz seguiría siendo capitán del Extremadura». Franganillo reconoció sentirse «dolido en el alma» y explicó pormenorizadamente los motivos de no seguir contando con Ruiz, que son «exclusivamente deportivos» ya que fue el técnico Cisqui el que trasladó al club que el capitán era el elegido para abandonar la plantilla.

«Hoy es un día triste» comenzó el presidente, para inmediatamente después asegurar que «se va la persona con más ADN azulgrana que existe y que ha sido siempre un ejemplo absoluto para todos. Es el único que quedaba a mi lado de todos los que empezamos y por eso para mi es un momento muy complicado».

Por su parte el jugador, visiblemente emocionado, se mostró caballeroso y aseguró que «nunca hubiera querido estar en esta situación». «Acepto la decisión del club y la respeto. Para mí ha sido un lujo vestir de azulgrana por todos los lugares, desde Primera Regional hasta Segunda División B».

Ruiz aprovechó para agradecer a todos aquellos que han confiado en él durante tantos años -directivos, entrenadores, compañeros, utilleros, medios de comunicación...-. «Defendí la camiseta lo mejor que pude».

Evidentemente también tuvo palabras para los aficionados. «Me han mostrado un cariño y apoyo muy importante tanto el los momentos buenos como en los malos, haciéndome sentir futbolista de verdad, viviendo con ellos grandes sensaciones».

Ruiz acabó deseándole suerte al cuerpo técnico y a sus compañeros de esta temporada para conseguir el objetivo del ascenso y con su última frase quiso dejar una puerta abierta en el futuro para su posible regreso. «Espero que esto sea sólo un hasta luego, no un adiós».