El Extremadura prepara un proyecto ilusionante y de gran implicación social

Diego Madera. :: hoy/
Diego Madera. :: hoy

Diego Madera desmiente los rumores de la entrada de un nuevo grupo, perfila una directiva con gente de Almendralejo y reconoce que Adolfo es la prioridad

J. P. BADAJOZ.

El nuevo Extremadura UD será en realidad una vuelta al pasado, a los orígenes del fútbol en Almendralejo. La próxima semana Diego Madera presentará los detalles de un proyecto que pretende implicar a las fuerzas vivas de la 'ciudad de la cordialidad' y tendrá un gran marcado carácter social. «Queremos implicar a más gente de Almendralejo y recuperar la historia que se iba a perder», apunta el presidente de la entidad azulgrana.

En ese sentido, el nuevo Extremadura UD se construirá sobre los cimientos de la época gloriosa del fútbol en Almendralejo. Para ello, los primeros movimientos se han dirigido a captar personas de gran relevancia en la sociedad almedralejense y recoger la herencia del antiguo CF Extremadura. Aunque Diego Madera descarta una revolución. «No va a producirse un cambio profundo en el club. Entrará gente nueva en la directiva, entre ellas una persona encargada del área de comunicación. Hemos tenido que salvar algunos escollos, pero va a buen ritmo. Hemos sembrado para que se sume gente al proyecto». El máximo dirigente del Extremadura no se plantea dejar el club. «En principio sigo de presidente, pero si viene alguien válido no tengo problemas para cederle el sitio». En este punto, Diego Madera desmiente que el Extremadura vaya a cambiar de manos y también la entrada de otros grupos en la entidad como los actuales gestores del Badajoz CF, lo que conllevaría la desaparición del club pacense. «También se ha hablado de Ito y Pastelero. Son leyendas urbanas. No hay nada de venta porque además el Extremadura no se puede vender. Se incorporará gente nueva a la directiva, pero todos de Almendralejo», remarca.

Potencial hay para perfilar ese proyecto integrador con la ciudad como aquellos 1.500 fieles de las primeras campañas hasta el ascenso a Tercera. «Esta temporada hemos tenido 800 abonados e intentaremos implicarles, sobre todo que asistan al campo, fomentar la afición, especialmente entre los jóvenes. Lo ideal sería llegar a más de 1.000, pero es difícil».

De momento, la directiva trabaja en potenciar la estructura institucional del club, aunque Madera expone que se tratará de cuadrar un presupuesto ambicioso para recuperar la Segunda B. «Ahora estamos centrados en el apartado social, económico y administrativo. Pero habrá que intentarlo y que no salga como este año. Pensamos en un proyecto sólido para no pasar los apuros de estos años».

El mandatario del Extremadura avanza que la prioridad para el banquillo pasa por la continuidad de Adolfo. «La decisión más importante que se tome será la del entrenador y Adolfo es una de las primeras opciones».