Decepción y reacción del Badajoz CF

Javi López anota el empate en presencia de Sabino y Nauzet, con el meta Ríos en el suelo. :: PAKOPÍ/
Javi López anota el empate en presencia de Sabino y Nauzet, con el meta Ríos en el suelo. :: PAKOPÍ

El gol de Javi López y la mejoría de la segunda mitad solventan un peor resultado y dejan abierta la eliminatoria

MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

No pudo comenzar con éxito el Badajoz CF la fase decisiva de la temporada. La importancia de la cita volvió a mermar su capacidad y los blanquinegros no demostraron el gran equipo que es hasta la reacción tras la reanudación. El fantasma de las decepciones contra los grandes de nuestra Tercera reapareció justo en asalto hacia la primera piedra del costosísimo edificio del ascenso. En una calurosa matinal de domingo no pudo imponerse al segundo clasificado del grupo riojano, el CD Haro Deportivo, que se marchó del Nuevo Vivero con un resultado -y sobre todo con un gol- que le otorga una considerable ocasión de pasar la eliminatoria. La reacción de la segunda mitad y el tanto de Javi López al menos sirvieron para empatar la ida y dejar el cruce abierto, pero las lagunas del primer tiempo fueron serias.

1 BADAJOZ CF

1 HARO

Alcázar introducía dos novedades en el 'once' con Chechu en el lateral derecho y Cajoto en el extremo. Además, situaba a Javi Chino en el eje de la zaga dejando en el banquillo a Nieto una vez que se confirmaba la ausencia de Chamorro. A la espera de una oportunidad, mucha calidad en el banco con Sabino y Vergara. En el bando contrario no entraba de inicio uno de sus estiletes, Breixo. Mal comienzo de los blanquinegros, tal vez despistados por el apoyo que desde la grada sus paisanos emitían en favor del Haro ante la perplejidad de la propia afición foránea.

El 0-1, un mazazo

Después de unos primeros minutos de tanteo llegaría el mazazo para el cuadro local. Centro desde el flanco derecho de Javi López y Alberto entra como un obús en el área cogiendo desguarnecida a la zaga y ejecutando con precisión el 0-1. No fue en una temida contra de los riojanos, como se había estudiado y avisado, sino en un ataque estático, por lo que dolió más si cabe. Era fundamental no encajar ningún gol en feudo propio y muy pronto se incumplía esa primera premisa. El mediocentro visitante hacía felices a los ruidosos seguidores del Haro, también blanquinegros, que no pararon de animar a los suyos.

Tampoco es que el Badajoz CF estuviera atinado antes del duro golpe, pero el tanto sentó muy mal en las filas pacenses. Superados ya los 20 minutos, los de Alcázar apenas tenían presencia ofensiva, maniatados por la estrecha presión y buena colocación de los riojanos. Errores, imprecisiones y falta de entendimiento fueron la tónica albinegra mientras los de Ochoa no sufrían en el Nuevo Vivero sino que se asentaban sobre el tapete. Y menos mal que Óscar no acertó en una vaselina que en el 27 hubiera supuesto el 0-2. Justo en ese minuto el Badajoz CF genera su primer aviso. Centro de Ruby y Javi López la coloca con la testa al palo izquierdo de Ríos, del que no pasó lejos. Necesitaban demostrar que se estaban enchufando al encuentro.

Instantes después Cajoto no atajaba un buen envío de Carlos Arias. El Badajoz CF espabilaba y se iba sacudiendo el duro golpe del 0-1. En el 43, López vuelve a rematar una falta muy lejana con poca suerte. Los pacenses buscaron un fútbol más directo en el ocaso del primer acto, pero este plan tampoco funcionó y el empate seguía lejos. Con la mínima pero crucial ventaja visitante los jugadores encaminaron el túnel de vestuarios. Mucho que corregir.

Nueva cara

Alcázar no espera a comprobar el arranque de la segunda parte e introduce en el campo momentos antes de la reanudación a Vergara y Sabino retirando a Ruby y Cajoto, desaparecidos en el primer tiempo al igual que todos sus compañeros. El santeño por detrás de Javi López y el ex del Villanovense en el extremo diestro de inicio. Los pacenses suben líneas, sabedores de que precisan al menos dos goles para mantener la esperanza. Pero el electrónico no deja de consumirse y apenas suceden cosas sobre el terreno de juego. En el 54 César lanza una falta cuyo impacto en la barrera casi sorprende a Ríos. En el saque de esquina sería Nauzet quien remataría sin fortuna. Por momentos el Badajoz CF se hacía amo y señor del choque mientras el Haro conservaba, tal vez en exceso, su preciada renta.

El Badajoz CF incrementaba el coraje, como en una internada de Arias en la que el lateral zurdo puso mucho corazón. También el fútbol, con la irrupción de Sabino y Vergara. El exPrimera tuvo la mejor de los locales al echarse al suelo para empujarla tras regatear a un contrario en el área. El esférico rozó el poste derecho. Óscar pondría la réplica disparando desviado en una contra, el principal peligro de los jarreros pues los albinegros cada vez se volcaban más. Y como todo era cuestión de empuje, apareció Javi López para empujarla a la red en el 77 e igualar el marcador después de una embarullada jugada en la que el cuero primero rebotó en el travesaño. Con su remate de cabeza, el gaditano establecía las tablas y todavía restaba margen para conquistar la victoria.

La lesión del meta visitante Ríos y el cambio por Mikel durmieron algo el partido justo cuando el desenfreno beneficiaba las aspiraciones de remontada. A falta de cinco minutos podía pasar cualquier cosa. Los pacenses buscaron el 2-1, pero al final el empate resultó inamovible. En el último suspiro un cabezazo de Arpón casi supone el 1-2 riojano. Un uno a uno que deja todo abierto para la vuelta de dentro de siete días en El Mazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos