Un partido menos para el título

Los jugadores del Villanovense celebran el gol de la victoria en Castuera. :: r. m./
Los jugadores del Villanovense celebran el gol de la victoria en Castuera. :: r. m.

Sin brillo, el Villanovense tumba al Castuera con un solitario gol de Javi Zurbano que le permite mantener la ventaja con respecto al Mérida

RODRIGO MORÁN VILLANUEVA DE LA SERENA.

«Ya queda un partido menos». Fue la expresión más repetida de todos los serones que ayer vieron ganar con más incertidumbre que sufrimiento al Villanovense. No hubo más lectura. En un encuentro espeso, gris, sin brío de los de Cobos, al líder le bastó un solitario martillazo de Javi Zurbano en el prólogo de la segunda parte para restarle una hoja al calendario y tres puntos a la calculadora por el título. Necesita mejorar. Y mucho. Pero en un final de liga de enorme desgaste, este tipo de partidos también hay que saberlos ganar. Filosofía cobista.

1 VILLANOVENSE

0 CASTUERA

Controló con insultante superioridad el Villanovense el partido desde el minuto uno. Pero no supo matarlo. Y hubo minutos de agobio en la recta final. Más miedo que otra cosa. Pero sustos, al fin y al cabo. Y un líder sólido necesita mostrarse más firme. El Mérida aprieta y, parece, que llegar mejor al sprint final. Pero la renta puede ser suficiente. Tres puntos más average. Eso se piensa en Villanueva.

Dominio absoluto

Más control que oportunidades del Villanovense en el primer acto. La lata pudo abrirse mucho antes, pero Quijada Alcón anuló un gol a Pajuelo por presunto fuera de juego tras una gran parada de Mario a remate de Cubi. Parecía claro.

El Villanovense jugaba con más ahínco que intensidad. Como si estuviera pendiente de la radio para saber qué hacía el Mérida. Anxo lanzó una falta a la barrera. Juanfran lo intentó sin fortuna desde su casa. Y Javi Zurbano tuvo la más clara en un centro desde el balcón izquierdo de Tapia cuyo remate dentro del área pequeña se lo encontró Mario como un regalo llovido del cielo. El portero del Castuera, categoría cadete, sorprendió a todos con un partido mayúsculo.

Zurbano golpea

Hubo latigazos de Cobos en el vestuario y el Villanovense salió enrabietado en la segunda mitad. En un resbalón de Kuske en el lateral zurdo se cocinó el gol. Sebas cogió la espalda tras pared con Anxo y puso un plátano maduro al primer plano que Zurbano se merendó con un remate a lo Santillana. Golazo de tanque. Golazo de líder.

Pasó algunos minutos de agobio el Castuera, pero el Villanovense conducía el partido en cuarta. Como si tratara de ahorrar gasolina para la final del jueves en 'La Isla' ante el Coria. Aún así, no mató el partido de milagro. Un centro templado de Sebas lo desvió Sansi para que el cuero rozara el poste de Mario. Y otro centro de Trinidad lo remató en exceso picado Sansi.

Los minutos finales del encuentro fueron de más suspense que emoción. La liga no sufría cambios. El líder no anda fino, pero sus números son de monstruo. Y ya queda un partido menos.