Descafeinado derbi en Miajadas

OPTA MIAJADAS (CÁCERES).

Al no haber nada en juego, suele ocurrir lo que sucedió en la tarde de ayer en el Municipal miajadeño: aburrimiento total. Por un lado, un Miajadas ya descendido, envuelto en varios conflictos internos y con los ánimos por los suelos y por el otro un Don Benito que no se juega nada desde hace tiempo, salvo la 'obligación' de salir a ganar y actuar con la máxima profesionalidad posible.

0 MIAJADAS

Ramón, Javi Melli, Tena, Álex Melli, Curro, Edu, Juanky (Sebas, min 57), Camilo, Juanfran, Pandro (Tuti, min 68), Carlos (Antonio, min 81).

1 DON BENITO

Luis, Gonzalo, Moruno, Dani Aparicio, Isra, Ramiro (Intxausti, min 69), Kiko Martín, Sergio Alonso, Pichi (Carlos, min 18), Patri, Pantoja (Luis Alberto, min 85).

Muchos aficionados miraban el reloj para ver cuánto faltaba para que acabara ese soporífero encuentro al que le sobró la segunda parte. Y eso que todo empezó de forma esperanzadora ya que en el minuto 2 se abría el marcador con un cabezazo de Pantoja tras un centro desde la derecha de Sergio Alonso, que ponía a los calabazones por delante en el marcador. Tras ello, en el minuto 3, Ramón tapó con los pies lo que hubiese sido el segundo gol dombenitense. Sin embargo, a partir de ese momento, el partido cayó en intensidad y emociones. Si bien fue el Don Benito el que llevó las riendas del partido en todo momento, pocas fueron las ocasiones de gol de las que dispuso.

En el minuto 14 Pichi tocó con la punta de la bota un peligroso centro de Pantoja, pero Ramón consiguió tapar ese remate y en el 15 Pichi lo intentó con un fuerte remate desde unos 25 metros que se fue muy cerca del poste izquierdo. La última ocasión fue en el 28 con un cabezazo de Sergio Alonso que se colaba en la escuadra derecha, pero Ramón sacó una buena mano y desvió el esférico al córner.

La segunda parte estuvo absolutamente de más ya que no hubo prácticamente ni una sola ocasión. El Don Benito fue quien tuvo el balón y el conjunto que estuvo más cerca del área rival. Por su parte, el Miajadas apenas pisó el área rival y, cuando lo hizo, la defensa calabazona respondió siempre con mucha seguridad. En resumen, victoria del Don Benito basada únicamente en lo generado en la primera parte, ya que el resto fue para dormirse.