Más orgullo que puntos en juego para el Extremadura

J. C. R. Y J. B. M. PLASENCIA.

El Extremadura viaja a Plasencia con la única intención de seguir cumpliendo con el compromiso de mantener su profesionalidad por encima de la importancia de los puntos en juego. La visita al recién descendido Ciudad de Plasencia será la antesala de los dos transcendentales partidos que disputará el equipo de Adolfo en el Francisco de la Hera durante la Semana Santa, con el liderato en juego entre sus próximos rivales. Está confirmado que el partido frente al Villanovense se disputará el Domingo de Ramos a las seis mientras que frente al Mérida el encuentro será el Domingo de Resurrección algo más tarde, entre las siete o las ocho. En medio, el Jueves Santo, el Extremadura jugará en Cáceres frente al filial verde.

Adolfo no cuenta con ningún jugador sancionado aunque los lesionados Cayado y De la Cruz seguirán siendo bajas. Recupera por tanto, con respecto a la semana pasada, a Lolo, Pozo y Copete, además Ruiz quiere volver a vestirse de corto pero tanto el capitán azulgrana como Curro como el delantero Crisi serán dudas hasta última hora por su estado físico. Peri también mantiene molestias y no acaba de recuperarse de su pulbalgia por lo que el entrenador de Pueblonuevo ha vuelto a tener que contar con los más jóvenes para completar la convocatoria, llamando al joven Marquitos que ya debutó el domingo con el primer equipo y con el que el técnico está muy satisfecho.

El Ciudad de Plasencia estrena su condición de equipo descendido a Preferente. Lo hará con el objetivo de sumar su primera victoria en La Vinosilla, ya que el único triunfo en Plasencia tuvo lugar en el Municipal y que en su propiedad sólo ha sumado dos empates. Barbero recupera para este encuentro a Fortu, que tuvo que cumplir ciclo de amonestaciones en Mérida, y a Juanma Barbero, con molestias en una rodilla.