Protección romana para el líder

José Fuentes. /
José Fuentes.

Fuentes vive muy de cerca la 'revolución del Mérida', como enemigo deportivo en las filas del villanovense

R. M.

«La gente me pide que me deje algún gol. qué cuándo vamos a perder. que me venga al Mérida. Yo me lo tomo con guasa, pero es una situación muy atípica». José Fuentes no puede evitar que cada día, al salir a la calle o reunirse con los amigos, sea el enemigo público número uno. Siempre hablando deportivamente, claro. Mérida es su casa. Su tierra y su ciudad. Pero el Villanovense es su equipo. Y la del 'Romero Cuerda', su portería. Y ahora, ambas cosas, viven una rivalidad sin precedentes.

«El aficionado de Mérida tiene que estar de enhorabuena. Es muy bonito el ambiente que se está viviendo otra vez en la ciudad», confiesa el portero del cuadro serón. Envidia sana. Pero sólo eso. «Yo estoy muy feliz en Villanueva. Se me valora. Y estamos haciendo una temporada espectacular. Los números están ahí». Saca pecho. Guantes por delante.

Curiosamente, José Fuentes nunca defendió la camiseta del Mérida. Sus clubes de formación fueron Pizarro e Imperio de Mérida, pero nunca el primer equipo de la ciudad. Probó para juveniles, pero no convenció. Debieron equivocarse porque actualmente, Fuentes, está considerado como uno de los mejores cancerberos de la región.

Más rivales

Para Fuentes, el Mérida no es el único rival por el campeonato. «Quedan muchos partidos y al Badajoz nunca hay que descartarle. Fíjate, no descarto ni al Jerez». ¿Quizá exagera? En cualquier caso, el arquero del líder es consciente de que cinco puntos son un colchón importante sobre el que apoyarse. «Para una liga tan reñida, es una ventaja sustancial, pero no te puedes descuidar. El partido ante el Mérida puede ser clave».

En Villanueva de la Serena quieren vivir al margen de la euforia desatada en la capital autonómica tras el pasado fin de semana. Toca descanso y éste se produce en el mejor momento de los serones en lo que va de año con ocho victorias consecutivas, superando las siete del inicio de temporada. «Nunca sabes si un parón viene bien o mal, pero nosotros hemos demostrado que llevamos toda la liga muy concentrados. No tiene por qué afectarnos», asegura José Fuentes.