Goleada de líder

Sebas pelea con un defensor/
Sebas pelea con un defensor

El Villanovense le endosa siete goles al Ciudad en un partido de trámite protagonizado por el 'hat-trick' de José Ángel

VILLANUEVA DE LA SERENA

El Villanovense ya sabe quién será su gran rival por el título liguero. A punto estuvo de dar un golpe de efecto a la liga. No tanto por su goleada matinal, sino porque Mérida y Badajoz apuntaban al empate antes de la euforia romana en el descuento. La liga parece un pulso entre ambos, con cuatro puntos por encima el Villanovense. Ayer descosió a goles a un Ciudad de Plasencia que acabó pidiendo a gritos clemencia ante la apisonadora verde. Siete goles que pudieron ser casi un docena.

No quería confianzas Julio Cobos, pero era más que consciente de que aquello sería abrir la lata y poco más. Aprovechó para dar minutos como titular a gente menos habitual como Moraga en el lateral derecho, Kiko en el pivote o Sansi en banda izquierda. Especialmente activo éste último, autor de tres pases de gol. No tardó en llegar el primer tanto. Tras un córner forzado por Moraga, Sansi templó la pelota y, entre una maraña de jugadores y con un toque de espuela, Jair anotaba dentro del área. El central devolvía con gol la titularidad que hace más de un mes le daba Julio Cobos en el centro de la zaga.

José Ángel

Controlaba y dominaba el Villanovense casi a placer, sin ruido en la portería de José Fuentes. Fue José Ángel, que lleva cinco goles en los últimos dos partidos, el que rompió el choque en su faceta más realizadora. Antes, aprovechando un rechace, Tapia hizo el segundo de la mañana con un disparo desde la frontal que tocó en un defensor y se coló en el marco de Luis.

Casi acto seguido, José Ángel inauguró su triplete con un remate perfecto tras centro perfecto de Sansi desde la banda izquierda. Y antes del descanso, otra vez Sansi se encargó de un servicio genial desde el carril zurdo para que Javi Zurbano rematara con la testa y cerrara el partido en un abrir y cerrar de ojos. 4-0 y un Ciudad rendido.

Cobos movió banquillo en el segundo acto y dio entrada a Miguel Ángel y Anxo. José Ángel prosiguió a lo suyo. Tras recibir un gran pase en profundidad, se marchó en velocidad de su par y batió por bajo a Sergio para completar la manita. Quedaba más.

En un saque de esquina y tras remate de Pajuelo, el balón quedó en muerto dentro del área pequeña para que Miguel Ángel fusilara a placer y completara el set. Y ya en el epílogo del partido, José Ángel completó su 'hat-trick' tras rematar sólo en el segundo palo el rechace de otro balón desde la esquina.

El roto pudo ser mayor, pero el Villanovense decidió bajar el pie del acelerador y no hurgar más en la herida de un equipo, el placentino, cuya temporada se está convirtiendo en un auténtico suplicio. Los serones siguen líderes y ahora, en el espejo retrovisor, sólo ven la bandera blanca y negra del Mérida, a cuatro puntos. Se presentan semanas vibrantes de un duelo por el campeonato entre los dos más regulares.