SEGUNDA

Willy apela al ADN azulgrana para remontar el vuelo en plena crisis

Willy en el choque ante el Granada. :: J. M. Romero/
Willy en el choque ante el Granada. :: J. M. Romero

El capitán recuerda que el Extremadura «nunca se rinde» y espera que mañana se consiga una nueva victoria

RAÚL PEÑA

«No me gustan estas situaciones, pero yo, como capitán, tengo que ser el primero en animar a todos para sacar esto adelante. El Extremadura nunca se rinde, así ha sido siempre, y esta no va a ser menos». Así de claro es el capitán y estandarte del Extreamdura, Willy, sobre la situación que vive el equipo almendralejense. El bache es grande, pero ni los jugadores ni la afición, ni nadie en el club, van a bajar los brazos en el mejor momento deportivo de la entidad en sus 11 años de historia, jugando por primera vez en el fútbol profesional español.

Y el primer paso para no rendirse se dará mañana sábado ante la afición almendralejense en el Francisco de la Hera. El Osasuna visita el coliseo azulgrana en plena crisis deportiva para los de Juan Sabas, pero Willy no quiere lamentos, sino que quiere tomarse el partido como lo que es: una final. «Tenemos que levantar la cabeza y mirar el partido del sábado como lo que es, una gran final», admite el capitán.

El Extremadura ya tiene un trecho del camino andado, ya que ha admitido sus propios errores en partidos anteriores y está dispuesto a remar para salvar la categoría a final de temporada. «Cuando estás ahí abajo tienes que corregir errores, porque cuando estás ahí es por algo. No viene una varita mágica y te mete ahí abajo, sino porque no estamos haciendo las cosas bien, es la realidad, y hay que hacer borrón y cuenta nueva para no cometer esos errores», explica el delantero del Extremadura.

«Nuestra afición siempre nos va a apoyar y el sábado no va a ser menos», destaca Willy

Willy consiguió su primer gol en el fútbol profesional el pasado sábado ante el Córdoba. Un gol que deja un sabor agridulce para el ariete, pues su equipo no consiguió ganar. Por eso, Willy cambiaría todos sus goles por victorias de su equipo: «Para un delantero, pues marcar un gol te libera bastante. El sabor [de su gol en Córdoba] fue muy agridulce, porque como se estaba dando el partido y adelantarnos con mi gol era una alegría inmensa, pero después no sirvió para nada. Prefiero no marcar gol y llevarnos los tres puntos».

Y, aunque el equipo vaya penúltimo empatado a puntos con el colista de Segunda División, Willy quiere ser positivo, pensar que lo malo ya ha pasado y darlo todo para intentar materializar la mejoría con una victoria ante Osasuna. «El domingo estaba todo oscuro, el lunes ya empezaba a verse el sol y el sábado se va a ver el sol y va a brillar azul el cielo. Nuestra afición siempre nos va a apoyar y el sábado no va a ser menos», manifiesta el delantero eterno del equipo de la capital de Tierra de Barros.

Un Willy que admite que le gustaría jugar más minutos pero que comprendre que la competencia arriba con Enric Gallego es muy elevada: «Claro que me gustaría jugar más, pero tenemos un bicho arriba que es muy difícil quitarlo. Le voy a apretar al máximo para que él siga así, y cuando el míster me necesite o tenga que jugar con los dos, estar disponible», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos