SEGUNDA

Vuelve la emoción a Almendralejo

Jugadores del Extremadura celebran un gol en el partido amistoso ante el Sevilla. :: J. M. Romero/
Jugadores del Extremadura celebran un gol en el partido amistoso ante el Sevilla. :: J. M. Romero

El Francisco de la Hera se viste de gala para el estreno liguero en casa del Extremadura en la categoríaesta temporada

RAÚL PEÑAALMENDRALEJO.

El Extremadura vuelve a jugar un partido oficial en el Francisco de la Hera 78 días después. Tras esa última jornada de la temporada pasada en casa ante el Mallorca, el conjunto de Manuel Mosquera sólo ha vuelto a su feudo para disputar un partido amistoso, ante el Sevilla. Ahora los azulgranas vuelven ante su público, ante su fiel afición, para disputar la segunda jornada de liga, ante un Fuenlabrada que dio la sorpresa en la primera jornada tras ganar a domicilio ante el Elche.

El Francisco de la Hera regresa a la competición oficial con un lavado de cara importante que ha dejado el coliseo almendralejense en mucho mejor estado. El club ha cambiado los asientos, los banquillos, ha mejorado los servicios y, por último, ha cambiado por completo el césped. En el partido ante el Fuenlabrada se estrenará el nuevo terreno de juego, ya que el anterior tenía un hongo que había deteriorado en exceso el césped, por lo que el cambio era casi obligatorio. Este cambio hará que el campo aún no esté asentado en el partido ante el Fuenlabrada, pero el estado del terreno de juego estará en buen estado para disputar el encuentro.

El Extremadura quiere comenzar la temporada en casa con una victoria que haga bueno el punto cosechado hace una semana en Lugo. El cuadro de Manuel llega al partido con la baja de Airam Cabrera y de Rafa Mujica, que no entrará aún en la convocatoria puesto que no ha completado más de un entrenamiento con sus nuevos compañeros. Así, el 'once' inicial de la pasada jornada en Lugo se va a parecer mucho al de este partido ante el Fuenlabrada. Manuel no hará muchos cambios, pero Alex López podría estrenar titularidad con Manuel.

Pese a que el Fuenlabrada es un equipo recién ascendido a Segunda División, la primera jornada ha dejado claro que no hay rival pequeño en la categoría de plata del fútbol español. El equipo madrileño consiguió sus primeros tres puntos en Elche con un equipo formado íntegramente por jugadores de la temporada pasada en Segunda B. Ahora Mere, entrenador del Fuenlabrada, irá metiendo a los nuevos fichajes -Orio Riero o Chico Flores, entre otros- en el equipo inicial. Eso sí, el 'once' inicial del Fuenlabrada en el Francisco de la Hera se va a parecer mucho al de Elche.

Manuel Mosquera no se fía del rival, pero a la vez es consciente de que su equipo debe hacerse fuerte en casa. El técnico azulgrana cree que visita Almendralejo un equipo con las ideas muy claras que basa su juego en una solidez que dificulta mucho el trabajo del rival. «Es un rival muy sólido, bien construido, bien trabajado. A eso ayuda mucho que hayan sido jugadores que prácticamente son todos los de Segunda B, porque se reconocen en el juego y se reconocen en el espacio que tienen, y además tienen muy buenos futbolistas y gente con una veteranía que le aporta mucho en esta categoría», señala Manuel Mosquera.

En definitiva, el Extremadura inicia sus partidos en casa esta temporada en alerta, ya que el Fuenlabrada es un equipo rodado, que llega con las ideas muy claras y con una conexión total entre sus futbolistas, que se conocen perfectamente desde la temporada pasada. Vuelve el fútbol a Almendralejo, y con él llega de nuevo la emoción.