Salto sin red para el Extremadura

Manuel, en el centro, durante un entrenamiento con el Extremadura. :: J. M. Romero/
Manuel, en el centro, durante un entrenamiento con el Extremadura. :: J. M. Romero

Los azulgranas encaran ante el Córdoba, rival directo, un partido vital para mantener intactas las opciones de salvación

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

El Extremadura no gana un partido desde el pasado 5 de enero. Más de dos meses sin saborear la miel de la victoria. Mucho tiempo para un equipo que lucha por mantener la categoría. Esa victoria fue en el Francisco de la Hera ante el Alcorcón, y ahí, en ese escenario, el conjunto de Manuel Mosquera va a intentar volver a conseguir los tres puntos más de 60 días después. Lo intentará hacer ante el Córdoba, un equipo que visita Almendralejo con las mismas urgencias y luchando por las mismas metas que el Extremadura.

Tan solo dos puntos por debajo del equipo azulgrana se presentan los andaluces en el feudo almendralejense con la intención de aguarle el estreno en casa al mito azulgrana Manuel Mosquera, que vuelve a la que fue su hogar, ahora como técnico. Y lo hará en un estadio repleto, que ha colgado el cartel de 'No hay billetes' y que se aferra a la posibilidad de salir del descenso como un clavo ardiendo. La victoria es necesaria y más después de que el Lugo vaya a sumar tres puntos esta semana de su partido contra el Reus. Si el Extremadura no gana ante el Córdoba, la distancia con el predecesor se podría ir hasta los siete puntos.

La posible salvación del Extremadura pasa por el Francisco de la Hera. El conjunto azulgrana es el peor local de la categoría y si no mejora sus números en casa va a tener muy complicado mantenerse en Segunda División. Eso la plantilla, el cuerpo técnico y el club lo saben, y por eso creen que este partido ante el Córdoba es crucial. De sumar tres puntos, el Extremadura seguiría con la lucha por la salvación y dejaría herido de muerte a su rival, mientras que todo lo que no sea una victoria va a ser un paso atrás para el equipo almendralejense.

Prueba mental

Y para este trascendental choque, Manuel quiere un Extremadura equilibrado, que sepa jugar el partido en todas las facetas del juego, que sea consciente de que pase lo que pase el encuentro no es el final y que mentalmente se demuestre que el Extremadura es un «equipo ganador», según admite Manuel Mosquera, que debe darle una alegría a su afición.

Para el choque, Manuel convocó a todos los jugadores, o lo que es lo mismo, no dio lista de convocados, como es habitual en los partidos de casa. Eso sí, Schahin está recién recuperado de unas dolencias y tiene casi imposible ser titular, aunque sí está para jugar algunos minutos. Asimismo, Bruno Perone ya ha completado una semana de entrenamientos y estará disponible de nuevo, pero no saldrá de inicio en el once inicial.

Por lo tanto, el equipo titular que juegue ante el Córdoba no va a ser muy diferente al que sacó un valioso punto en su visita al estadio de Gran Canaria ante Las Palmas. Manuel quiere darle continuidad al buen trabajo realizado, pero ya les ha transmitido a sus jugadores que todos van a contar para él. El técnico cree que cualquiera de los 24 jugadores puede aportar su granito de arena para conseguir la salvación del equipo, y por ello admite que todos tendrán su cuota de protagonismo en lo que queda de temporada.

Lo que sí es cierto es que ante las molestias de Dani Schahin en la delantera, el Extremadura jugará en punta con Alfredo Ortuño. El ariete murciano llegó para suplir una baja insustituible, la de Enric Gallego, y cualquier comparación con el delantero catalán es negativa para el actual atacante del Extremadura. Pese a que su inicio fue tibio, Ortuño ha estado involucrado directamente en los dos únicos goles que ha marcado el Extremadura desde la marcha de Enric Gallego, ya que le dio el pase de gol a Perea ante el Rayo Majadahonda y ante Las Palmas consiguió el tanto azulgrana que valió un empate.

Parte de las esperanzas del Extremadura para su salvación están en Ortuño. Si el delantero está bien, consigue goles y asiste, el conjunto del capital de Tierra de Barros estará un paso más cerca de la salvación.

Rival en horas bajas

Por su parte, el Córdoba visita el Francisco de la Hera tras conseguir tan solo una victoria en los últimos diez partidos y dos en los últimos 17. Por eso el equipo califal está inmerso en los puestos de descenso, porque tiene un bagaje muy pobre en las últimas 27 jornadas.

Además, el Córdoba es, junto con el Nástic de Tarragona y el Tenerife, el peor equipo visitante de toda la Segunda División con tan solo seis puntos conseguidos lejos del Nuevo Arcángel. Eso sí, el equipo andaluz fue capaz de doblegar al Extremadura en la primera vuelta con una remontada de vértigo en los últimos minutos que dejó al conjunto azulgrana muy tocado y que fue el partido previo a la destitución de Juan Sabas.

Si con ser el peor visitante de la liga no fuera poco, el Córdoba llega a Almendralejo con cuatro bajas importantes que van a mermar las prestaciones del equipo de Rafa Navarro, que cumple su segundo partido al frente del equipo blanquiverde. Así, el técnico no podrá contar con Neftalí, Fernández, Blati Touré y Muñoz. Además, Chus Herrero y Flaño están entre algodones y podrían no llegar al partido ante el Extremadura, aunque sí han entrado en la convocatoria, por lo que los problemas en defensa para Navarro son considerables.

Asimismo, vuelven a la convocatoria de Rafa Navarro para el partido ante el Extremadura Quezada, Carbonell, Vallejo y Javi Lara.