Sabas declara ante la Policía por el intento de amaño al Extremadura

Sabas declara ante la Policía por el intento de amaño al Extremadura

Felipe Moreno aún no ha testificado en dependencias policiales por la denuncia de Manuel Franganillo ante Policía, LFP y RFEF

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

El técnico del Extremadura, Juan Sabas, declaró ayer en dependencias policiales en Madrid por el presunto intento de amaño al Extremadura por parte de Felipe Moreno, máximo accionista del Leganés y amigo del dueño del Cartagena, Paco Belmonte, cinco días antes del partido de vuelta de la final de la promoción de ascenso a Segunda División entre el Extremadura y el Cartagena en el Estadio Cartagonova. Una declaración que no ha trascendido porque el Extremadura prefiere guardar un escrupuloso silencio para no entorpecer las pesquisas.

Más información

Felipe Moreno, tal y como publicó el diario El Mundo hace dos días, supuestamente le propuso a Juan Sabas una cantidad de 300.000 euros por hacer lo posible para que el Cartagena ascendiese a la categoría de plata del fútbol español. La versión de Sabas es que el máximo accionista del Leganés le ofreció entrenar al equipo blanquinegro la próxima temporada, no aclara si le ofrecieron dinero como señala el mencionado periódico. Felipe Moreno lo niega y se puso en contacto también con el Departamento de Integridad de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para decirle que se ponía a su disposición para esclarecer los hechos.

El caso es que hay dos versiones sobre lo que se dijo en la reunión en el centro comercial de Leganés entre Juan Sabas y Felipe Moreno del pasado martes 19 de junio, días antes del choque. Sabas explica que Moreno le ofreció entrenar la próxima temporada al Cartagena si el equipo blanquinegro ascendía a Segunda División, mientras que el máximo accionista del Leganés niega estos hechos. Por lo tanto, será la Policía la que tenga que esclarecerlo, una situación que puede tardar bastante tiempo dada la complejidad del asunto.

Desde Cartagena se cree que esta situación, más que un intento de amaño es un montaje, ya que Luis Oliver, vinculado al Extremadura, fue dueño del Cartagena en la temporada 2002/2003 y que esta denuncia se interpuso por si no subía el Extremadura. Además, algunos medios murcianos como La Verdad señalan que un empleado del club azulgrana viajó con Juan Sabas hasta Leganés y que fue él quien avisó a Luis Oliver y Manuel Franganillo de que Juan Sabas estaba reunido con el máximo accionista del Leganés en el centro comercial de la ciudad madrileña. La investigación policial sigue adelante y, salvo sorpresa, va a ir para largo porque tanto Moreno como Sabas siguen con sus versiones de los hechos en Leganés.

Todo esto deja en un segundo plano el aspecto deportivo del Extremadura. Ya casi se ha olvidado que el club azulgrana está preparando la temporada que viene en Segunda División, que Juan Sabas ha renovado y que la entidad está inmersa en los aspectos para su incursión en la categoría de plata.

Juan Sabas está viviendo horas delicadas en el plano personal justo en el momento más importante de su carrera como entrenador, tras conseguir el ascenso a Segunda con el Extremadura hace menos de una semana en Cartagena.

 

Fotos

Vídeos