SEGUNDA

A Riazor como en La Rosaleda

El técnico del Extremadura, Manuel Mosquera. :: J. M. Romero/
El técnico del Extremadura, Manuel Mosquera. :: J. M. Romero

El Extremadura quiere conseguir otra victoria de prestigio a costa de un Deportivo que no atraviesa una buena racha de resultados

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

El Extremadura quiere repetir en Riazor la 'machada' que ejecutó a la perfección hace una semana en La Rosaleda ante el Málaga. El club azulgrana llegó a la capital de la Costa del Sol, no se amedrentó y consiguió tres puntos que son oro. Ahora el escenario es otro, pero comparte con La Rosaleda ese aura de estadio importante en la historia del fútbol español.

Riazor recibe a un Extremadura al alza, que con Manuel -que vuelve a la que fue su casa- sabe competir de tú a tú con cualquier equipo y que ha tenido una notable mejora en las últimas jornadas. La victoria en Málaga hace que el conjunto de la capital de Tierra de Barros llegue a tierras gallegas enganchado a la lucha por la salvación y con la ilusión de volver a Almendralejo con al menos un punto en el zurrón. Las derrotas de Lugo y Majadahonda animan la moral azulgrana, que de ganar saldría del descenso.

Manuel repite la convocatoria de la pasada semana para este partido en Riazor. Así, Chuli, Capel, Javi Álamo, Bruno Perone, Aitor y Dani Schahin se han quedado en Almendralejo y no han viajado con el equipo a La Coruña para la disputa del choque. Por lo tanto, el técnico gallego del Extremadura podría repetir el mismo 'once' inicial de la pasada semana en Málaga ante el Deportivo de la Coruña, aunque puede introducir variantes en función de cómo quiere que actúe el equipo. Si apuesta por más presencia defensiva, Manuel alineará a Fausto Tienza; mientras que si busca más balón y calidad en línea de tres cuartos de campo, Reyes podría volver a la titularidad después de tres semanas.

Lo cierto es que la confianza de Manuel en su plantilla y en el momento que atraviesa el equipo le hace pensar que pueden conseguir al menos un punto en su visita a Riazor. «Creo que estamos en una línea muy buena. Venimos de un refuerzo en puntos y en sensaciones, por lo que hay que hacer lo mismo en Riazor, con el condicionante de que el Deportivo no tiene nada que ver con el Málaga», señala Manuel Mosquera.

Lo que le sobra al técnico del Extremadura es fe en su equipo. Manuel admite que ve cerca la victoria en Riazor, y así se lo ha trasladado a sus jugadores. El entrenador azulgrana sólo piensa en ganar, y cree que eso refuerza las opciones de su equipo en La Coruña. «Lo único que pienso es en que vamos a ganar allí. Y sólo puedo pensar eso hasta que termine el partido y me gusta pensar que de esta forma lo vamos a conseguir. Tenemos que pensar sólo en ganar», manifiesta Manuel.

Crisis gallega

Por su parte, el Deportivo de la Coruña llega al partido con una larga crisis de resultados y con un entrenador que se estrena ante su público tras su debut fallido en El Sadar. Pep Martí quiere devolver al Deportivo de la Coruña a la victoria ante su público después de que el conjunto coruñés no haya ganado ninguno de los ocho últimos partidos que ha disputado. Sólo los tres puntos del partido suspendido ante el Reus han supuesto un oasis en la mala racha de resultados. Esta situación acabó con la destitución de Natxo González y con el Deportivo de la Coruña, un equipo hecho para el ascenso a Primera División, fuera de los puestos de playoff.

En el cuadro gallego Carlos Fernández, Krohn-Dehli y David Simon se lo pierden por lesión y Dubarbier, Íñigo López, Vicente Gómez y Saúl por decisión tecnica.