La orfandad del gol sin Enric Gallego

El Extremadura solo ha conseguido un tanto en cinco partidos desde la marcha de Enric Gallego. :: j. m. romero/
El Extremadura solo ha conseguido un tanto en cinco partidos desde la marcha de Enric Gallego. :: j. m. romero

Tras la marcha del pichichi, el Extremadura solo ha marcado un tanto y ha pasado de ser el tercer máximo anotador a verse superado por diez equipos en esta faceta

MANUEL Gª GARRIDO

Una decena de caras nuevas, una incorporación mediática de campanillas con un tránsfer caprichoso y rezagado, la inscripción del represaliado por el límite salarial (Casto), el culebrón de Chirivella mutado a fichaje frustrado, la destitución del entrenador, bajas en la plantilla... En apenas unos meses, los cimientos del Extremadura han sufrido una profunda remodelación que ha afectado a todas sus líneas. Sin embargo, lo que ha debilitado el equilibrio de la estructura azulgrana ha sido la salida de su pilar maestro, Enric Gallego.

Varios futbolistas han llegado tras su marcha para apuntalar el muro de carga del ataque. Todos han debutado ya con suerte desigual. Reyes se estrenó con poco acierto ante el Elche y cometió un penalti, la presencia de Javi Álamo ha sido testimonial, Ortuño no ha mostrado aún su mejor nivel, Dani Schahin está en proceso de aclimatación, Nando gozó de la confianza de Rodri y Perea ya ha mojado, ante el Rayo Majadahonda (1-1), en el que ha sido el único tanto del Extremadura tras la marcha de su jugador franquicia.

El 13 de enero, tras empatar ante el Lugo, el pichichi cargaba el petate con sus goles y ponía rumbo a El Alcoraz de Huesca. Su partida dejó huérfano a un conjunto almendralejense consciente de que a partir de ahora la responsabilidad de cara a la portería rival será mucho más coral.

Willy: «Somos los máximos responsables y somos conscientes de lo que nos estamos jugando»

Lejos de nostalgias y añoranzas, las estadísticas son rotundas y frías. Enric Gallego se fue con el Extremadura situado en el top 3 del ranking de equipos más realizadores de Segunda División. Sumaba entonces 28 tantos, los mismos, por ejemplo, que el Granada, que en aquel momento comandaba la tabla clasificatoria. Solo el Deportivo de la Coruña (31) y el Albacete (30) les superaban en esta faceta. Cinco jornadas después, el panorama es muy distinto, con una sola diana lograda (29 en total). Hasta diez conjuntos le superan ahora en el apartado goleador, entre ellos el Córdoba (31), que ocupa la penúltima posición.

Desgranando aún más los números, sale a la luz otro dato demoledor. En esa misma secuencia de partidos, ante el Granada, de los cuatro disparos que realizaron los azulgranas ninguno llegó a la portería. Fue una situación inédita, en ninguna otra jornada liguera se habían quedado en blanco.

Ese pírrico balance ha tenido réplicas similares en otros dos compromisos desde que Enric Gallego abandonó Almendralejo: ante el Elche, solo uno de los ocho lanzamientos fueron entre los tres palos, al igual que en los cinco intentos que realizaron ante el Oviedo. El mejor guarismo fue ante el Rayo Majadahonda, el único choque en el que han logrado anotar, con cinco tiros a puerta de diez tentativas.

El más resolutivo en estos menesteres es Kike Márquez, máximo artillero con cuatro tantos, pese a que suele partir más desde la banda o jugar en la media punta. Le sigue Willy con dos. El capitán ha sido uno de los principales damnificados por los movimientos que se han producido en las últimas semanas, ya que no fue convocado ante el Elche. «Es la primera vez que me quedo fuera por decisión del entrenador», se lamentaba ayer en rueda de prensa. Reconoce que para él fue un revés difícil de encajar. «Ha sido de los fines de semana más duros que he vivido en el Extremadura». Al igual que el delantero de Torremejía, Gio Zarfino y Fausto Tienza también han perforado la meta rival en dos ocasiones.

Por su parte, Chuli, que ha alternado el rol de jugador más adelantado con funciones de extremo, ha disputado más de un 80% de los partidos y únicamente ha anotado un gol en 1.330 minutos, una cifra insuficiente, pese a que aporta otras virtudes y mucho trabajo. La sombra del pichichi de la categoría de plata sigue siendo alargada, ya que nadie ha logrado acercarse lo suficiente como para arrebatarle el trono a Enric Gallego, que lidera ese apartado con 15 goles, siendo el autor de más de un 50% de las dianas de su exequipo.

El rendimiento de las nuevas apuestas es una incógnita y habrá que esperar a un acoplamiento de piezas que deberá ser lo más raudo posible para evitar repetir descalabros y perder comba con la salvación. Hombres como Reyes o Javi Álamo, que carecen del instinto de 'killer' y de grandes cifras realizadoras en sus carreras, deberán prodigarse más en esa vertiente para incrementar las prestaciones ofensivas del Extremadura.

Dar un paso adelante, conjura, unión... Son algunas de las consignas que más se repiten en las últimas horas para buscar una reacción del equipo. No obstante, el plantel disfrutó ayer de una jornada de convivencia en la ciudad deportiva en la que, además de hacer piña y confraternizar, degustaron un asado uruguayo elaborado por Zarfino.

Paso adelante de la plantilla

Tras las destituciones de Sabas y Rodri, los jugadores asumen que el foco está sobre ellos y que la permanencia pasa por la capacidad de reinventarse del grupo. «Somos los máximos responsables y somos conscientes de lo que nos jugamos», resaltaba Willy. En el vestuario cierran filas en torno a la figura del exentrenador azulgrana, al que consideran una víctima del rodillo del fútbol moderno, en el que la paciencia escasea y los resultados son dogma incuestionable. «El trabajo de Rodri no se ha traducido en puntos y las decisiones hoy se toman así», asegura el futbolista de Torremejía. En la misma línea se pronunció Fausto Tienza, que habló para los micrófonos de la radio del club. «Es un entrenador espectacular, su llegada fue una decisión acertada, está muy capacitado, pero se lo llevan por delante los resultados. Ha habido incorporaciones y bajas importantes que han afectado mucho a su labor, pero no es ni mucho menos el culpable». El centrocampista de Talavera la Real resalta la mejoría que aportó cuando aterrizó el preparador valenciano, sobre todo en el aspecto defensivo, convirtiéndose en un bloque más compacto que logró dejar la portería a cero en varios partidos, una asignatura pendiente hasta la fecha. «Si seguimos muchos de sus aspectos tácticos tendremos más fácil el objetivo», concluye Tienza.

El Extremadura pasa página y, de momento, el que escribe el guion táctico de cara al domingo (a las 20.00 horas, en el Francisco de la Hera) ante el Numancia es Eduardo Vílchez. Las infructuosas negociaciones para firmar un nuevo entrenador darán una oportunidad a la que fue mano derecha de Rodri y no se descarta, dependiendo de cómo vayan sucediéndose los acontecimientos, que acabe la temporada al frente del equipo. Las turbulencias en el banquillo almendralejense contrastan con el páramo de estabilidad en su rival tras cerrarse la renovación de López Garai como técnico de los sorianos.

El llamamiento a la afición ha sido unánime estos días, especialmente con la promoción 'Con todo el alma', por la que los socios pueden sacar dos entradas al precio de un euro cada una. Teniendo en cuenta que el Numancia es uno de los peores visitantes de la categoría, ya que no ha sumado una sola victoria en todo el curso, la presión desde la grada será un factor diferencial.