SEGUNDA

Kike Márquez vuelve a Cádiz con ganas de dar la sorpresa

Kike Márquez intenta disparar a portería. :: J. M. Romero/
Kike Márquez intenta disparar a portería. :: J. M. Romero

El atacante azulgrana regresa a la que fue su casa para intentar conseguir la primera victoria para el Extremadura

RAÚL PEÑA

Para Kike Márquez los partidos en el estadio Ramón de Carranza van a ser siempre especiales. El jugador de Sanlúcar de Barrameda, que militó varias temporadas en el Cádiz, vuelve a la que fue su casa. La pasada campaña no fue recibido como cabía esperar, pero el propio jugador del Extremadura admite que esta situación, aunque le pilló por sorpresa, no le influye en su juego.

Ahora Kike Márquez vuelve a visitar de azulgrana el Ramón de Carranza y espera conseguir los primeros tres puntos de la temporada, como ya hiciese el Extremadura la temporada pasada. El Cádiz se quedó sin los playoff de ascenso por la derrota ante los azulgranas y ahora puede haber un sentimiento de revancha en el equipo cadista. «Defiendo los colores de mi segunda casa, y vamos a ir a por los tres puntos, que nos hacen bastante falta. También está el morbo del año pasado, que fuimos y ganamos cero a uno y dan como que nosotros fuimos los que le quitamos el playoff y tendrán ganas de revancha», señala Kike Márquez sobre el partido del próximo domingo.

El atacante del conjunto almendralejense es consciente de que el equipo debe despertar ya, porque cada jornada que pase va a ser más complicado levantar el vuelo: «Este año es la tercera jornada y son tres puntos que no vuelven si se pierden y nosotros tenemos esas ganas y esa ilusión de conseguir esos tres puntos que todavía no hemos conseguido».

El equipo jugó mejor la pasada campaña fuera de casa, por lo que Kike Márquez, aunque no comprende el porqué de dicha situación, cree que el Extremadura debe aprovechar el choque ante el Cádiz. Los azulgranas consiguieron victorias de prestigio en Málaga, Cádiz o La Coruña, por lo que quieren seguir con esta racha de victorias en estadios ilustres del fútbol español. «Fuera creo que el equipo tiene más tranquilidad y el jugador, individualmente, está más liberado», sentencia.

Por último, Kike Márquez también se refirió a la salida del equipo de uno de los capitanes, Aitor, del que cree que es un ejemplo tanto dentro como fuera del campo. «Nos tenemos que quedar con lo que nos ha dado Aitor desde que está aquí. Nos ha demostrado cómo se tiene que ser dentro y fuera de un terreno de juego, porque es un profesional como la copa de un pino. Hay que coger esos valores y fijarnos en gente como él, y la cantera no tiene que olvidar a esta persona que nos ha dado tanto», apostilla Kike Márquez.