SEGUNDA

El Extremadura, con varios frentes abiertos en el mercado

Franganillo y Sergio Gil durante la presentación. :: Extremadura UD/
Franganillo y Sergio Gil durante la presentación. :: Extremadura UD

El club tiene que solucionar las salidas y espera que el Huesca le tenga que pagar una parte del traspaso de Enric Gallego

RAÚL PEÑAALMENDRALEJO.

El Extremadura tiene varios frentes abiertos en este tramo de mercado de fichajes. Por un lado, el club peina el mercado en busca de apuntalar la plantilla para que Manuel Mosquera tenga el máximo de futbolistas posibles de cara al inicio de liga en Lugo. Por otro lado, el equipo de Almendralejo debe buscarle salida a algunos jugadores que aún están en la plantilla, pero con los que el club no cuenta, como Perone, Borja García o Nico Delmonte, entre otros.

Asimismo, la entidad azulgrana también tiene abierto un proceso que atañe al mercado de fichajes, y es que el club cree que el Huesca le debe pagar un 10 por ciento del traspaso de Enric Gallego al Getafe, mientras que el conjunto oscense piensa lo contrario. Así, el Extremadura ha reclamado a LaLiga el pago de esa cantidad -unos 600.000 euros-. «El Extremadura cree que lleva razón, el Huesca, por su parte, cree que también la lleva, y será el Tribunal Arbitrario de LaLiga el que diga quién lleva o no razón en ese sentido. Vamos a acatar la decisión de LaLiga, pero hay otras vías en caso de que no se nos dé la razón para seguir adelante», explicó el presidente del club, Manuel Franganillo, durante la presentación de Sergio Gil como nuevo futbolista azulgrana.

En cuanto a los próximos fichajes, el máximo mandatario azulgrana admitió que el club tiene las prioridades muy claras, por lo que ya hay negociaciones muy avanzadas. «Creo que estamos trabajando con calma, con tranquilidad. Sabemos lo que queremos, el perfil que buscamos y, evidentemente, hay cosas avanzadas», señaló Franganillo.

Uno de los futbolistas que atrae en la capital de Tierra de Barros es Juan José Narváez, atacante colombiano, ex de Betis o Real Madrid Castilla, y que la pasada temporada ha militado en el Almería. El propio presidente señaló que es un jugador que gusta mucho a la dirección deportiva del Extremadura, aunque su contratación es complicada: «Narváez es un buen chico, nos gusta, pero me imagino que también les gustará a otros equipos». No es el único jugador al que el Extremadura pretende, ya que el club busca varias alternativas por si algún fichaje no se pudiese realizar. «Hay muchos nombres sobre la mesa porque tenemos que trabajar en muchas posibilidades», sentenció Franganillo.

Jugadores en propiedad

Además, uno de los objetivos es que todos los jugadores que recalen en el Extremadura lleguen libres y en propiedad, por lo que de momento no se plantea buscar alguna cesión, pero tampoco se descarta: «Queremos que todos y cada uno de los integrantes de la plantilla sean jugadores en propiedad. No quita, por supuesto, que en un futuro no nos quede más remedio que traer a jugadores cedidos».

Por otro lado, el mediocentro Sergio Gil fue presentado ayer como nuevo jugador del Extremadura. El jugador procedente del Lugo llega a Almendralejo con hambre y con ganas de hacer las cosas bien. «El ADN del Extremadura se caracteriza por gente comprometida, que no da un balón por perdido, y yo soy un chico trabajador, muy joven y tengo mucha hambre», explicó Sergio Gil en su presentación.

Más