SEGUNDA

Al Extremadura solo le queda dar un paso más

Zarfino celebra su tanto ante el Alcorcón en Santo Domingo. :: OPTA/
Zarfino celebra su tanto ante el Alcorcón en Santo Domingo. :: OPTA

El conjunto azulgrana logró su salvación virtual en Alcorcón y ahora espera conseguir la matemática este fin de semana ante el Lugo

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

El Extremadura está a solo un paso de conseguir la salvación matemática en Segunda División. La victoria del sábado en Alcorcón, con el gol de Giovanni Zarfino tras el descanso, ha permitido que el Extremadura consiga distanciarse más puntos de los puestos de descenso a Segunda División B.

Es más, la salvación de los azulgranas es virtual, ya que restan tres partidos para terminar la liga y están siete por encima del Rayo Majadahonda, que es el equipo que ahora está en puestos de descenso. Por lo tanto, el Extremadura podría conseguir la salvación matemática antes de su partido ante el Lugo, ya que si el Rayo Majadahonda pierde ante el Córdoba el sábado a las 16.00 horas, el conjunto azulgrana será equipo de Segunda División una temporada más.

Si el Rayo Majadahonda le gana a un descendido Córdoba, el Extremadura tendría que esperar a su partido del domingo, a las 20.00, ante el Lugo en el Francisco de la Hera para certificar su permanencia en la categoría de plata del fútbol español.

Pese a que el Extremadura ya toque con los dedos la permanencia en Segunda División, Manuel Mosquera, técnico de los almendralejenses, no quiere que sus jugadores se desvíen del objetivo. El entrenador gallego no quiere escuchar que la salvación está conseguida hasta que las matemáticas así lo confirmen. Tras el partido ante el Alcorcón Manuel admitió que estaba muy contento por cómo los jugadores habían conseguido llegar hasta los 48 puntos, pero no cree que el trabajo haya terminado para el Extremadura. «No está cerrado. Es que es una obviedad. Puedo ser pesado, reiterativo, pero tenemos 48 puntos, que es muy buena cifra. Quedan tres partidos, veremos qué hacen los rivales, pero no está cerrado. Cerrado para mí significa que podría uno respirar y ya no depender de nadie más. Tenemos que seguir apretando», manifestó Manuel Mosquera tras el partido en el Estadio de Santo Domingo.

Eso sí, por primera vez en la temporada, Manuel confirma que el objetivo de la salvación está muy cerca para su equipo, por lo que espera poder conseguirlo este mismo domingo en el Francisco de la Hera, ante su afición y en un estadio que volverá a rozar el lleno, ya que el club ha lanzado una oferta de entradas para abonados, que podrán adquirir localidades de Fondo Sur por diez euros. «Evidentemente, el trabajo de los jugadores nos ha permitido llegar a los 48 puntos, que están muy bien. Estamos cerquita, pero me niego a decir que está hecho, porque no es verdad», sentencia Manuel.

El equipo vuelve hoy, a las 18.00 horas en la Ciudad Deportiva de Almendralejo, a los entrenamientos para preparar ese importantísimo partido del domingo ante el Lugo. El rival de los azulgranas también están metidos en la lucha por evitar el descenso y llegan en una buena dinámica de resultados. Desde el cambio de entrenador, los lucenses han perdido un partido, empatado otro y ganado dos, el último este fin de semana ante el Deportivo de la Coruña. Así, con Eloy Jiménez en el banquillo del Lugo, el próximo rival del Extremadura ha conseguido distanciarse tres puntos con los puestos de descenso, pero se juegan mucho en su visita al Francisco de la Hera.

Tras comenzar hoy los entrenamientos, el Extremadura cambiará los horarios de las sesiones para entrenar por las mañanas. Habrá sesiones desde el miércoles hasta el sábado, un día antes de que el Extremadura intente certificar -si no se certifica antes con la derrota del Rayo Majadahonda- su permanencia una temporada más en Segunda ganándole al Lugo ante su afición en el Francisco de la Hera. El equipo de Manuel intentará que Almendralejo se tiña de fiesta.