SEGUNDA

Al Extremadura no le sientan bien los finales

Mujica debutó en Cádiz con la camiseta del Extremadura. :: OPTA/
Mujica debutó en Cádiz con la camiseta del Extremadura. :: OPTA

El conjunto azulgrana no pudo cerrar las últimas incorporaciones para reforzar la plantilla de Manuel Mosquera

RAÚL PEÑAALMENDRALEJO.

El Extremadura cayó de nuevo en el último minuto. Un golpe demasiado duro para el club almendralejense por segunda semana consecutiva. Ante el Fuenlabrada llegó la dichosa jugada del VAR, que dejó a los almendralejenses con la miel en los labios y la sensación en el Francisco de la Hera de que el equipo no carburaba. Ante el Cádiz, en el Estadio Ramón de Carranza, se volvió a repetir la pesadilla, y el Extremadura perdió un punto en el último minuto.

La primera parte de los de Manuel Mosquera no fue buena, pero sólo se fueron a vestuarios con un gol de desventaja. Tras el descanso el equipo mejoró, puso en aprietos al Cádiz y consiguió un empate que en los primeros 45 minutos parecía una utopía. Pero el final, tan malo como ante el Fuenlabrada, acabó con un Extremadura que había dado la cara ante un potente rival.

El técnico del Extremadura, Manuel Mosquera, no le quiso dar mucha importancia al cómo había perdido su equipo el choque, sino que se centró, básicamente, en que su equipo había conseguido un tanto menos que el rival y que eso era lo que importaba.

El Extremadura ya sufrió la campaña pasada una situación similar, perdiendo varios puntos en los últimos minutos de juego. Por eso, Manuel debe incidir en que los jugadores mejoren mentalmente y se sobrepongan a los dos mazazos de los dos últimos partidos. Ahí va a insistir Manuel, que también quiere reforzar todo lo positivo que ha logrado su equipo en este comienzo de liga.

Eso sí, el técnico no cree que a su equipo le saliese todo bien la campaña anterior y ésta no, sino que ha habido momentos puntuales que han perjudicado al equipo, pero que la suerte cambiará para los almendralejenses. «No considero que el año pasado nos iba todo bien y este año nos va todo mal. No creo en eso», señaló Manuel Mosquera al término del partido en el Ramón de Carranza.

El sábado el Extremadura tiene una nueva oportunidad de redimirse de las dos derrotas consecutivas con el partido en casa ante el Numancia. El cuadro azulgrana debe olvidar los fantasmas del pasado y centrarse en los numantinos, que llegan al Francisco de la Hera con tres puntos, conseguidos este pasado fin de semana ante el Mirandés.

El Extremadura, sin fichajes

Por otro lado, al cierre de la edición de este periódico, el Extremadura trabajaba a contracorriente para inscribir a dos jugadores, que iban a recalar en el cuadro azulgrana. Así, la dirección deportiva del conjunto almendralejense buscaba la fórmula para inscribir en LaLiga a dos jugadores que llegarían a Almendralejo si antes el club le daba la baja a jugadores que no cuentan para Manuel.

Los dos posibles fichajes eran Diego Caballo, lateral izquierdo que iba a llegar en calidad de cedido por parte del Deportivo de la Coruña y que iba a apuntalar una de las zonas del campo donde más problemas está teniendo el Extremadura, y más con las salidas de Aitor y de Pomares en este mercado veraniego; y el mediocentro Alberto Martín, que interesa desde hace semanas al Extremadura, que tenía su fichaje atado, pero que no se realizó a tiempo. Martín, mediocentro, ha militado en el Granada, que le comunicó que no contaba con él para el reto nazarí de esta temporada en Primera División.

Por lo tanto, el Extremadura se queda como estaba antes del partido ante el Cádiz, salvo sorpresas con el fax sobre la bocina, y se queda con tan sólo dos laterales puros -ambos diestros- hasta que se vuelva a abrir el mercado de fichajes el próximo 2 de enero. Mientras tanto, Manuel ya admitió tras el partido en Cádiz que está contento con su plantilla.

Noticias relacionadas