LaLiga 123

El Extremadura se regala una victoria

Enric Gallego celebrando la victoria. / J. M. Romero

Los goles de Enric Gallego y Zarfino sirven para que el conjunto azulgrana consiga el primer triunfo en casa esta temporada

RAÚL PEÑA

Cuando los viejos fantasmas aparecieron, cuando peor estaba el equipo anímicamente, con un gol de desventaja ante el Cádiz tras un tanto, de nuevo, a balón parado y cuando la victoria parecía lejana, el Extremadura despertó, consiguió una remontada tremenda ante un gran equipo en tan sólo tres minutos y consiguió, por primera vez esta temporada, una victoria en el Francisco de la Hera. Tres puntos vitales que permiten a los de Almendralejo superar al Cádiz en la tabla y vivir esta semana larga de trabajo con ilusión y ambición.

Porque el equipo se puso por detrás en el marcador en la primera mitad, pero los goles de Enric Gallego y Zarfino dejaron los puntos y la felicidad en Almendralejo.

El comienzo de encuentro, aunque fue igualado, fue por poco para el Extremadura. Los azulgranas entraron al choque mejor que los gaditanos, pero no les dio para ponerse por delante en el marcador. Es más, no les dio para crear peligro real en la meta de Cifuentes. El Cádiz no sufría, pero tampoco era capaz de pisar con asiduidad el campo del Extremadura.

Más información

Lo que se constató en los primeros minutos del partido es que Enric Gallego es vital para los de Juan Sabas. Ya no son los goles que marca, que también, sino todo lo que influye en el fútbol azulgrana. El delantero es la primera opción ofensiva para todo. Es el faro que ilumina el juego del Extremadura y, además, trabaja una barbaridad en defensa. Cualquier adjetivo se queda corto.

Pero con Enric Gallego no es suficiente, y el Cádiz comenzó a crecer en el partido. Eso sí, la primera ocasión clara del partido para uno de los dos equipos fue para el Extremadura. Enric Gallego, como no, filtró un pase muy bueno al centro del área para Chuli que, justo cuando iba a disparar a puerta, se encontró con Matos, que llegó perfectamente al corte para salvar a su equipo y dejar a la afición azulgrana con el gol en la punta de la lengua.

Y dos minutos después de esa ocasión, llegó el balón parado de nuevo para convertirse, por segunda semana consecutiva, en pesadilla para el Extremadura. En una falta muy alejada Álex Fernández puso el esférico al segundo palo, algo pasado. No hubo problema para el Cádiz. Allí apareció totalmente solo uno de los mejores cabeceadores del equipo cadista, el central Kecojevic, para mandar el balón a la red tras superar con un cabezazo bombeado a Álvaro Fernández. El Extremadura de nuevo concedía un gol a balón parado y lo pago caro.

2 EXTREMADURA

Álvaro Fernández; Álex Díez, Íñigo López, Aitor, Pomares; Zarfino, Olabe (Pardo, min. 77); Valverde (Álvaro Romero, min. 70), Renella, Chuli (Diego Capel, min. 67) y Enric Gallego.

1 CÁDIZ

Cifuentes; Rober Correa (Aketxe, min. 68), Kecojevic, Edu Ramos, Matos (Carrillo, min. 78); Garrido, José Mari, Álex Fernández; Agra (Jairo, min. 59), Manu Vallejo y Lekic.

gOLES
0-1: Kecojevic, min. 28. 1-1: Enric Gallego, min. 55. 2-1: Zarfino, min. 58.
áRBITRO
Ávalos Barrera. Amonestó a los locales Álex Díez, Valverde, Enric Gallego, Aitor, Chuli, Íñigo López y Diego Capel; y a los visitantes Matos, Manu Vallejo, José Mari, Álex Fernández, Lekic y Kecojevic.
iNCIDENCIAS
Estadio Francisco de la Hera. Unos 11.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio antes del encuentro por los fallecidos en Mallorca.

Tras el tanto visitante llegaron los peores minutos del Extremadura. El equipo de Sabas no reaccionó al golpe del Cádiz y casi se va a la lona. No se fue, pudo empatar a un minuto del descanso en una ocasión de Enric Gallego y consiguió despertar en una segunda parte que el conjunto azulgrana supo jugar a las mil maravillas.

Cuando comenzaron los segundos 45 minutos el Cádiz tuvo una ocasión muy clara para dejar casi finiquitado el encuentro, pero el chut de Manu Vallejo se fue arriba para tranquilidad de la grada. Y, como le pasó al Cádiz en la primera parte, el Extremadura comenzó a crecer y a pisar terreno de juego visitante con más asiduidad.

En una de estas internadas por la banda derecha Álex Díez, que estuvo inconmensurable y participó en los dos goles azulgranas, puso un centro al área. La bola tocó en un defensa y le cayó a Enric Gallego para que el delantero catalán del Extremadura rematase a gol con la cabeza. Empate y vuelta a empezar.

El primer tanto casi no se celebró en el terreno de juego -sí, y mucho, en la grada-, ya que los jugadores azulgranas agarraron el esférico y se fueron al centro del campo con rapidez para intentar seguir haciendo daño. Y así fue.

Álex Díez le pegó espectacularmente en una falta en la frontal del área. Cifuentes voló, paró el balón cerca de la escuadra derecha y salvó el tanto, pero el balón quedó muerto y ahí llegó como un obús Zarfino para marcar el gol de la remontada y llevar el jolgorio al Francisco de la Hera.

Después del gol de Zarfino el Extremadura apenas sufrió. El Cádiz, que acumula ocho partidos sin ganar, estaba muerto, sin signos de reacción. Los minutos pasaban, el club azulgrana paraba el partido como le convenía en cada momento y el Cádiz no creaba peligro en la meta de Álvaro Fernández.

Sólo en los últimos minutos, a la desesperada, el Cádiz pudo empatar el encuentro, pero no lo consiguió y la victoria se quedó en casa.

 

Fotos

Vídeos