El Extremadura, con hechuras de plata

Enric Gallego disputa un balón en el choque de ayer ante el Tenerife. :: opta

El meta Álvaro Fernández sostiene con una gran actuación a los azulgranas, que acumulan cuatro partidos sin perder desde la llegada de Rodri

OPTA TENERIFE.

La 'era Rodri' continúa dando buenos resultados al Extremadura. Desde la llegada del ex segundo entrenador blanquiazul a la entidad de Almendralejo, los extremeños han conseguido encadenar cuatro jornadas consecutivas sin perder, las últimas dos con empates frente al Almería y al CD Tenerife. En el Heliodoro Rodríguez López, el Extremadura volvió a dejar buenas sensaciones, en especial durante la primera mitad. En el segundo período, los futbolistas de Antonio Rodríguez Saravia, 'Rodri', resistieron al empuje de los blanquiazules. El encuentro terminó sin goles.

0 TENERIFE

0 EXTREMADURA

Tenerife
Dani Hernández; Raúl Cámara (Tyronne, min. 88), Carlos Ruiz, Alberto, Camille; Suso (Joao Rodríguez, min. 75); Luis Milla, Undabarrena, Montañés (Nano, min. 61); Malbasic y Naranjo.
Extremadura
: Álvaro Fernández; Álex Díaz, Pardo, Borja Granero, Pomares; Kike Márquez (Carlos Valverde, min. 78), Gio Zarfino, Fausto Tienza, Olabe (Álex Barrera, min. 72); Enric Gallego y Chuli (Willy, min. 86).
Árbitro:
Óliver De la Fuente Ramos (Comité castellano-leonés). Amonestó a Undabarrena, Luis Milla, Naranjo y Joao Rodríguez por parte local, y a Olabe, Enric Gallego y Pomares, por parte visitante.
Incidencias:
Encuentro disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López, de la capital tinerfeña, ante 9.317 espectadores. Al inicio se le entregó una placa al Extremadura en recuerdo de su primer encuentro oficial en el Heliodoro. Paola Hernández, internacional española femenina sub-17, efectuó el saque de honor.

En la primera acción del partido, el Tenerife dio muestras de sus intenciones con un remate de cabeza de Malbasic, tras centro desde banda derecha de su compañero Paco Montañés, que se marchó alto. A continuación, el que probó fortuna fue el blanquiazul Luis Milla, con un potente tiro, desde la frontal, que lo atajó con solvencia el cancerbero riojano Álvaro Fernández. Rebasado el minuto 7, el Extremadura tuvo su primera aproximación, con un disparo lejano de Kike Márquez, que se fue desviado.

El conjunto de Rodri se mostró muy sólido en labores defensivas para contrarrestar las rápidas intentonas de los blanquiazules, quienes optaron por internadas por banda a través de Paco Montañés y Suso. Además, los extremos apostaron por realizar buenas transiciones para acercarse a los dominios del portero local Dani Hernández.

Al cuarto de hora, el Extremadura disfrutó de tres ocasiones con claridad para adelantarse en el marcador. La primera, con una acción del goleador Enric Gallego, tras pase al hueco de Olabe, que la cortó 'in extremis' el lateral zurdo tinerfeñista, Camille. A renglón seguido, un testarazo de Zarfino, en el segundo palo, a la salida de un córner lanzado por Kike Márquez, lo despejó, bajo palos, el local Suso. Por si no fuera poco, en la continuación de la jugada, un tiro de Pardo, desde la frontal, se fue fuera por muy poco.

Más información

La buena disposición de los jugadores de Rodri, ganando el centro del campo, hizo que, a los 21 minutos, el doble pivote del Tenerife, formado por Luis Milla e Iker Undabarrena, se viera ya condicionado al ver sendas amarillas. Al filo de la media hora, un tiro lejano de Zarfino lo atrapó sin problemas Dani Hernández, con una buena estirada abajo. Acto seguido, un remate de Chuli, dentro del área, tras servicio de Kike Márquez, lo desvió un defensor local a saque de esquina.

El equipo de Almendralejo se sentía cómodo disfrutando de la posesión del balón frente a un Tenerife más vertical. En el minuto 34, una pérdida del catalán Enric Gallego la aprovechó Paco Montañes para finalizar una rápida acción, tras un servicio al espacio y disputa con el defensor Borja Granero, con un disparo que se marchó al lateral de la portería extremeña.

En el minuto 40, Pardo se convirtió en el salvador de su equipo para despejar, con un cruce al suelo, una acción en la que José Naranjo se quedó solo ante Álvaro Fernández. Los pupilos de José Luis Oltra reaccionaron en el tramo final de la primera mitad, y un intento de remate de Alberto, a la salida de un córner, lo atrapó sin problemas el cancerbero azulgrana. A pesar de los esfuerzos de ambas escuadras, el encuentro llegó al descanso sin que se moviese el marcador inicial (0-0).

Ocasión para Olabe

Tras la reanudación, el Extremadura estuvo a punto de adelantarse en el marcador, tras un certero servicio del uruguayo Zarfino a la espalda de la zaga blanquiazul, que lo remató Olabe, pero que lo rechazó en última instancia Dani Hernández. A pesar del equilibrio en el marcador, los de Rodri fueron los que volvieron a imponer su dominio, manejando los tiempos del juego, y controlando los arreones de los futbolistas blanquiazules. Un error en la salida de balón extremeña permitió a Malbasic originar la primera aproximación del Tenerife en esta segunda mitad, pero el disparo del atacante serbio, desde la frontal, lo desvió un defensor visitante a córner. En el minuto 63, el tinerfeño Nano Mesa, nada más ingresar en el terreno de juego, mandó un remate, tras un centro de Malbasic desde banda izquierda, a la madera.

En el ecuador de la segunda mitad, el Tenerife gozó de sus mejores minutos en el encuentro, ejerciendo su dominio sobre el juego, e insistiendo sobre el marco de Álvaro Fernández. En el minuto 70, Nano Mesa, con clara opción de remate, no llegó a conectar una precisa asistencia de José Naranjo, desde línea de fondo. El balón se paseó por el área extremeña sin que encontrara rematador. En el minuto 76, Álvaro Fernández salvó, con una excelente intervención, un disparo escorado, desde el pico izquierdo del área, del onubense José Naranjo.

A continuación, un fallo de Pardo en línea defensiva, lo aprovechó Nano Mesa para lanzar un disparo raso, que lo atajó abajo el meta del conjunto de Almendralejo. En el minuto 85, el Tenerife reclamó penalti en un empujón de Álex Barrera sobre Joao Rodríguez, pero el colegiado Óliver de la Fuente no vio nada punible en la acción. En el minuto 88, un robo de balón de Enric Gallego permitió al atacante catalán plantarse por la línea de fondo dentro del área y su centro, tras tocar en el canario Alberto, lo atrapó con muchos problemas Dani Hernández.

En el alargue, Nano Mesa marró, con todo a favor, un servicio de Malbasic, desde la izquierda. El portero Álvaro Fernández realizó una parada milagrosa para evitar el tanto de los blanquiazules. A pesar de la insistencia de los futbolistas de José Luis Oltra en los instantes finales, los tinerfeñistas no pudieron sobrepasar la muralla defensiva de la escuadra extremeña.

 

Fotos

Vídeos