SEGUNDA DIVISIÓN

Al Extremadura se le escapa la victoria al final ante el Oviedo

Los azulgrana celebran el gol de Kike Márquez./LaLIga
Los azulgrana celebran el gol de Kike Márquez. / LaLIga

El conjunto azulgrana vuelve a recibir un tanto en el último tramo de partido que le deja sin celebrar sus primeros tres puntos

RAÚL PEÑA

El Extremadura de nuevo volvió a perder puntos en los últimos minutos de partido. Esta vez, en el Carlos Tartiere, el cuadro almendralejense dejó escapar dos puntos tras recibir un gol de Ortuño a cuatro minutos del final del choque. Además, las sensaciones del equipo no fueron buenas, y estuvo a merced del Oviedo en varios tramos del partido. Con este gol, el Extremadura ya ha perdido cinco puntos en los tramos finales de los partidos esta temporada.

La alineación de Manuel Mosquera para el partido ante el Real Oviedo no dejó a nadie indiferente. El técnico gallego sacó del 'once' inicial a jugadores importantes como Ale Díez, Pardo, Nono o Sergio Gil, para dar entrada a Bastos, en el lateral derecho, a Fran Cruz, a David Rocha -que debutaba como azulgrana en partido oficial- y a Óscar Pinchi, que estrenaba titularidad.

Más información

El partido comenzó con una situación clave que influyó en el resto del partido. Álex López arrancó hacia la meta de Champagne en una dura pugna con Arribas. Le ganó la partida al central del Real Oviedo y remató a gol. El esférico se fue lentamente hacia la línea de gol, un defensa llegó al corte, pero el zaguero ovetense pifió el despeje y el cuero se metió en la portería local. El Extremadura celebró el tanto, el partido se iba a reanudar con saque de centro para el Oviedo, pero el VAR anuló el tanto por fuera de juego de Álex López en el inicio de la jugada.

Pese al gol anulado, el Extremadura siguió mandando en el partido, entrando por banda, presionando arriba… pero sin crear más ocasiones claras de gol en la meta de Champagne. Entonces el Oviedo cambió, mejoró y empezó a pisar durante más tiempo el terreno de juego del Extremadura.

Y, a los 25 minutos de juego, el Real Oviedo tuvo la ocasión más clara de la primera mitad. Saúl Berjón, el mejor de los locales en el partido, puso un centro delicioso desde el cuarto de circunferencia del córner, y lo aprovechó Bolaño con un buen testarazo que se marchó al travesaño. El cuadro ovetense avisó, y el Extremadura no consiguió reaccionar al susto, por lo que los de Javi Rozada crecieron en el choque y sometieron a los de Manuel Mosquera. Eso sí, los de Almendralejo consiguieron controlar al rival y se fueron a los vestuarios con el empate en el marcador.

Tras la reanudación, parecía que el partido no se había detenido. El Oviedo siguió apretando, siguió poniendo en aprietos al Extremadura y consiguió meter en su propio campo al equipo de Manuel Mosquera.

1 REAL OVIEDO

Champagne; Johannesson, Arribas (Borja, min. 78), Bolaño, Mossa; Cortina (Jimmy, min. 60), Lolo González; Sangalli, Saúl Berjón, Yoel Bárcenas (Joselu, min. 60) y Ortuño.

1 EXTREMADURA UD

Casto; Bastos, Fran Cruz, Borja Granero, Caballo; Zarfino, Rocha (Lomotey, min. 83); Pastrana (Ale Díez, min. 80), Pinchi (Nono, min. 60), Kike Márquez y Álex López.

Árbitro:
Galech Apezteguía. Amonestó a los locales Bolaño (min. 15), Arribas (min. 27), Edu Cortina (min. 37); y a los visitantes Zarfino (min. 39), Rocha (min. 67), Casto (min. 80), Fran Cruz (min. 90)
Goles:
0-1: Kike Márquez, min. 69. 1-1: Ortuño, min. 85.
Incidencias:
Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga SmartBank en el Estadio Carlos Tartiere. Unos 10.413 espectadores.

Pero el fútbol es muy caprichoso, y el Extremadura consiguió dar un golpe sobre la mesa a 20 minutos del final del choque. David Rocha, que estrenaba titularidad y que fue el mejor de los azulgranas en el choque, robó un esférico en el centro del campo y puso la directa hacia la meta de Champagne. El cacereño levantó la cabeza, vio a Kike Márquez a su izquierda y le cedió el balón. Lo que vino después está al alcance de pocos. Márquez controló, se marchó de un rival, dejó en el suelo a otro y, con toda la tranquilidad del mundo, como si fuese fácil, batió a Champagne con un tiro colocado abajo.

El gol pudo mandar a la lona al Oviedo, que se veía colista y con un gol en contra a 20 minutos del final en casa, pero los de Rozada sacaron su amor propio y buscaron de inmediato el empate. Saúl Berjón era una pesadilla para Bastos. Encaraba, se marcha y centraba cada vez que quería, y ni la entrada de Ale Díez -Manuel dobló el lateral derecho- para frenar esa sangría surtió efecto.

Y en una de esas jugadas por banda izquierda llegó el gol del empate a cuatro minutos del final. El Extremadura ha encajado cinco de los ocho goles en liga del minuto 80 hacia adelante, y ayer volvió a perder puntos en ese tramo final. Ortuño, que ya había rematado dos completamente solo, aprovechó un centro lateral para rematar a la red el cuero y poner el empate en el marcador.

Ahí se esfumó la primera victoria azulgrana, que aún tiene que esperar. La próxima oportunidad será el domingo ante el Huesca en el Estadio Francisco de la Hera.

El entrenador del Extremadura, Manuel Mosquera: «No voy a negar que tenemos un deje agridulce»

El entrenador del Extremadura, Manuel Mosquera, no acabó contento del todo contento con el partido de su equipo en el Carlos Tartiere, sobre todo con esos últimos minutos, pero cree que el rival y el escenario hacen que el punto cosechado tenga más importancia para seguir trabajando. «El Oviedo nos ha gestionado esos diez minutos mejor que nosotros. Creo que es más mérito del Oviedo que demérito nuestro», sentenció Manuel tras el choque.

Eso sí, Manuel admitió que este empate no puede alejar a su equipo de la senda marcada desde principio de temporada, por lo que abogó por seguir trabajando como hasta ahora para conseguir la primera victoria de la temporada: «El punto nos refuerza seguro. Somos un equipo muy competitivo en cualquier campo y ante cualquier rival».

El gol de Ortuño deja un sabor malo en el cuadro azulgrana, que el domingo recibe al Huesca. «No voy a negar que tenemos un deje agridulce», apostilló Manuel.