Mismo Extremadura, distintos resultados

Zarfino celebra el primer gol del Extremadura en Tenerife. :: LALIGA/
Zarfino celebra el primer gol del Extremadura en Tenerife. :: LALIGA

El conjunto azulgrana continúa en su buena línea de juego, pero con la diferencia de que ahora sí está sumando victorias a su casillero

RAÚL PEÑAALMENDRALEJO.

El Extremadura de principios de temporada con el de ahora no ha cambiado drásticamente, aunque mirando los resultados parezca que haya habido un cambio de rumbo. El conjunto de Manuel Mosquera sigue siendo ese equipo intenso, que presiona arriba y que tiene un estilo de juego muy definido. Eso sí, antes los resultados no acompañaban al juego desplegado por los almendralejenses y ahora sí.

Los de la capital de Tierra de Barros han cerrado una semana de ensueño. Tres partidos consecutivos en tan sólo siete días que para muchos podría haber sido un engorro, por eso de jugar tantos choques en una semana, pero que al Extremadura le ha venido de perlas. Los azulgranas son uno de los tres equipos que han conseguido ganar los nueve puntos en juego en Segunda División esta semana y ahora ya respiran más tranquilos.

Hace dos sábados los de Manuel estaban penúltimos en la tabla y ahora están en decimotercer lugar, con cuatro puntos de colchón sobre los puestos de descenso y también a cuatro puntos de la zona de playoff de ascenso a Primera División. «El cambio no lo puedo explicar, pero lo que sí sabíamos todos es que el equipo estaba en una buena línea, pero por una cosa o por otra no llegaban los resultados», manifiesta Manuel Mosquera.

El Extremadura está en plena racha de resultados y el sábado recibe en el Francisco de la Hera a la Ponferradina, un recién ascendido que es una de las revelaciones positivas del comienzo de temporada en la categoría de plata del fútbol español. Pese a que los azulgranas llegan al partido en plena forma, Manuel no quiere que sus jugadores se confíen ahora. El entrenador aboga por seguir trabajando día a día, por pensar solo en el partido ante la Ponferradina y por dar todo ante su afición. «Tenemos que seguir apretando, con la cara apretada. Somos así, no tenemos otro camino, porque si bajamos un poco el pistón va a ser todo más complicado», señala Manuel Mosquera.

En el último encuentro, ante el Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López, el Extremadura jugó un muy buen fútbol durante muchos minutos, pero el conjunto local apretó en varios tramos del partido para poner en aprietos a los de Manuel. Los jugadores supieron aguantar las acometidas del rival y aprovecharon sus ocasiones para volver con una victoria a Almendralejo, pero el técnico admite que no fue nada fácil. «Los resultados están viniendo, afortunadamente, pero repito, el partido no fue fácil para nada», sentencia Manuel.

El entrenador del Extremadura ya podría tener disponible este sábado a Kike Márquez, que se ha perdido los dos últimos compromisos por lesión. El de Sanlúcar de Barrameda puede volver a la convocatoria, mientras que Lomotey sigue recuperándose de su lesión. Eso sí, ahora el Extremadura es más equipo, ya que Manuel ha sumado a muchos jugadores para la causa, por lo que las bajas no están afectado para nada al buen juego del equipo en este tramo de temporada.