LaLiga 123

El Osasuna fulmina a Juan Sabas

Juan Sabas después del partido Extremadura-Osasuna./J. M. Romeno
Juan Sabas después del partido Extremadura-Osasuna. / J. M. Romeno

El Extremadura destituye a su hasta ahora técnico tras la dura derrota en el Francisco de la Hera con una segunda parte azulgrana para olvidar

RAÚL PEÑA NEVADO

El final del partido en Córdoba fue el más cruel posible para el Extremadura hasta que llegó la cita ante el Osasuna. El Extremadura se volvió a inmolar en el último minuto para perder un partido que ganaba por dos goles y en el que jugó con uno más 15 minutos. Ver para creer. Esta dura derrota acaba con el periplo de Juan Sabas en el banquillo del Extremadura. El entrenador madrileño, uno de los héroes del ascenso a Segunda División, es fulminado en lo más bajo de la clasificación y con una sensación de que la plantilla azulgrana ha llegado a su límite. El club busca desde ya un técnico para sustituir a Sabas, aunque el entrenamiento de mañana lo dirigirá Pedro José.

Más información

La derrota desluce el primer tiempo de los de Sabas, ya que el Extremadura se fue ganando a vestuarios pero en un segundo acto infame acabó naufragando ante el equipo de Jagoba Arrasate. El cambio de sistema de Osasuna en la segunda mitad, con dos carrileros y tres centrales, acabó por desorientar al Extremadura, que no pudo aguantar el marcador y acabó sucumbiendo.

La primera mitad fue brutal. Los goles inundaron los primeros 45 minutos, y todos llegaron a través del balón parado. El Extremadura estuvo bien sobre el terreno de juego. La posesión y el control del juego fueron para el Osasuna, pero el peligro y la verticalidad fueron azulgranas. Juan Sabas introdujo un par de cambios en el 'once' inicial. Optó por Luciano Balbi en el lateral izquierdo por delante de Aitor -después se lesionó Balbi y jugó ahí Olabe- y por Kike Márquez en detrimento de Chuli en banda izquierda.

Y ese cambio, el de Kike Márquez, fue clave en el partido, ya que el jugador de Sanlúcar de Barrameda estuvo presente en los dos goles azulgranas del primer tiempo. No se habían cumplido 20 minutos en un Francisco de la Hera que de nuevo presentaba una gran entrada cuando una falta a seis metros de la frontal del área desembocó en el primer tanto del partido. Kike Márquez le pegó fuerte y raso a portería. Rubén Martínez se venció hacia el lado izquierdo de su portería, pero entonces apareció Fausto Tienza para tocar la bola y mandarla a la red para hacer el primer gol, segundo en su cuenta particular esta temporada. A partir de ahí el Extremadura se defendió bien y buscaba con jugadas largas la portería de Rubén Martínez. El Osasuna apenas inquietaba a Álvaro Fernández, que desarmó una jugada de ataque del equipo rojillo con una salida valiente a los pies de Brandon.

El trivote azulgrana funcionaba a las mil maravillas, lo que hacía que Íñigo López y Djaló tuviesen uno de los partidos más plácidos que se le recuerden. Los minutos se esfumaban y el conjunto local no sufría. Buenas noticias, pero aún quedaban más cosas positivas para los azulgranas.

A cinco minutos del final llegó el penalti de Aridane sobre Enric Gallego que el pichichi de la categoría se encargó de transformar. La alegría no duró mucho, pues en dos minutos el Osasuna recortó distancias con un cabezazo de Oier en una jugada a balón parado.

Otro cruel final

Tras el descanso el Osasuna jugó mejor. La entrada de Nacho Vidal y David le dio más verticalidad y el cambio de dibujo encerró al Extremadura en su campo. En los primeros compases de la segunda mitad el Osasuna pudo empatar, pero el destino se guardaba un desenlace más cruel. A 15 minutos del final Íñigo López intentó despejar un centro al área, pero acabó alojando el cuero en su propia portería. El empate llegó al marcador y la sensación de que la historia se volvía a repetir llegó a la grada.

La expulsión de Aridane dos minutos después dio alas al Extremadura, que se fue arriba a por el gol de la victoria, pero no sabía aún la que se le venía encima. En la última jugada del partido Djaló volvió a fallar en el despeje y el balón le cayó en el balcón del área a David. El jugador de Osasuna se inventó un taconazo excelso para dejar completamente solo a Roberto Torres que, con una tranquilidad tremenda, batió por bajo a Álvaro Fernández para certificar la machada de Osasuna y la dolorosa caída, de nuevo, del Extremadura.

Una caída que se ha llevado por delante a Juan Sabas. El Extremadura ya busca un sustituto -Paco Herrera gana enteros- para el banquillo del Francisco de la Hera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos