El Extremadura arranca una nueva campaña con ilusión

Willy pasa el reconocimiento médico. :: EXTREMADURA UD/
Willy pasa el reconocimiento médico. :: EXTREMADURA UD

El cuadro azuglrana ha disfrutado de más días de descanso que la pasada temporada, lo que le ha permitido al club trabajar con margen de maniobra

RAÚL PEÑAALMENDRALEJO.

El Extremadura 2019-20 ya ha echado a rodar en la Ciudad Deportiva de Almendralejo. El conjunto almendralejense comenzó ayer la pretemporada con las pruebas médicas de los futbolistas, que continuarán hoy, antes de que el viernes el equipo de Manuel Mosquera realice su primera sesión de entrenamiento.

El técnico del Extremadura, Manuel Mosquera, admite que el equipo llega a este comienzo de campaña con las pilas cargadas, con la mente puesta en hacer una buena temporada y con la energía necesaria para hacer una buena preparación. El conseguir dos jornadas antes del final de la pasada liga la salvación ha permitido que la Dirección Deportiva tenga más tiempo para realizar su trabajo. «Afortunadamente el haber estado dos semanas antes de terminar la liga ha facilitado mucho al club el empezar antes a hablar con jugadores para los que se van y los que se quedan, pero también es el mercado el que dicta cómo están los tiempos. Creo que el mercado lo rompen equipos que están muy arriba en Primera y hay un efecto dominó», señala el técnico.

El puesto que más solitario se ha quedado es el de delantero, ya que se han marchado Chuli, Schahin y Ortuño, por lo que el club busca un compañero para Willy. «Estamos haciendo esfuerzos ya, pero los jugadores también tienen que elegir sus carreras, su ciudad, donde van a estar con sus familias, entonces puedes estar haciendo muchos esfuerzos, pero el jugador no ver el momento de hacerlo aquí en este equipo», explica Manuel sobre la búsqueda de ariete.

La entidad azulgrana busca también un jugador en el centro del campo y no se olvida de Pedro Chirivella, ya que intentará una nueva cesión para que el futbolista pueda crecer -ahora sí- en Almendralejo como futbolista. El que no está es Fausto, sobre el que Manuel Mosquera señala que su salida fue consensuada por los miembros del club, aunque a la vez no le cierra totalmente la puerta a su regreso: «Fausto ha sido una baja del club en la que estamos todos consensuados porque en esa zona del campo teníamos pensado hacer eso. Fausto es un grandísimo jugador, un jugador que a mí me gusta muchísimo, que ha dado muchísimo, pero que ahora mismo ya no lo valoramos. Ahora mismo, pero el mercado tiene muchas variaciones en este mes y en el que viene».

El entrenador azulgrana no se pone objetivos a medio y largo plazo, sino que, como ya pasase en la temporada anterior, prefiere ir partido a partido sin pensar en ninguna meta. «Hay 126 puntos en la liga, pues el objetivo es ganar los 126, pero de tres en tres. Si esto se saca de contexto alguno pensará otra cosa. Mi mentalidad competitiva y ganadora, y de que el deporte hay que verlo de esa forma, es que están todos los puntos en juego y hay que ir a por todos los puntos, pero de tres en tres», sentencia Manuel.

Más