SEGUNDA

El Extremadura, a alejar las dudas

Diego Caballo en su debut como azulgrana ante el Numancia. :: J. M. Romero/
Diego Caballo en su debut como azulgrana ante el Numancia. :: J. M. Romero

El cuadro azulgrana quiere conseguir la primera victoria de esta temporada en un estadio complicado ante un Zaragoza que está en plena racha

RAÚL PEÑA

Almendralejo. El equipo de Manuel Mosquera cree en su trabajo, en su día a día y en que la victoria va a llegar más pronto que tarde. Todos los jugadores y el cuerpo técnico inciden en eso, en que, tal y como están trabajando, los primeros tres puntos de la temporada van a llegar ya. El problema para el Extremadura es que hoy tendrá en el bando rival a un Zaragoza que marcha segundo en liga, que tiene 10 puntos de 12 posibles y que quiere seguir con su buena racha.

Además, el Zaragoza va a estar apoyado por La Romareda, uno de esos estadios donde los jugadores rivales sienten tan cerca la presión del público que influye en el partido. Pese a que parece ser que todo está en contra del Extremadura, los de Manuel Mosquera viajan a tierras aragonesas sin ningún tipo de complejo, con las ideas muy claras y sabiendo que necesitan sumar puntos, ya que sólo tienen dos en su casillero en estas primeras cuatro jornadas. «Para nosotros es un sitio en el que vamos a ir a ganar, y esa es la idea. No tenemos ni complejos ni miramos por encima del hombro, pero desde luego no bajamos la cabeza ante nadie», explica el entrenador del Extremadura, Manuel Mosquera.

«No escondo que tenemos dos puntos y eso no le gusta a nadie, pero sí es verdad que la impresión que da el equipo es de un equipo que está fuerte, que está sólido y que no recibe goles de una forma natural, y encima tenemos capacidad de crear ocasiones», sentencia el preparador del Extremadura. Y es que la sensación es generalizada en el club azulgrana: el equipo, por juego, merece llevar más puntos de los que tiene.

Manuel cuenta con todos sus jugadores disponibles para el partido en Zaragoza, por lo que se ha llevado a los 25 a tierras aragonesas, ya que después el equipo seguirá entrenando en el norte de España y de ahí, directamente, a jugar el partido del próximo jueves en Oviedo. Seis días de concentración a la que viaja todo el plantel y que servirá también para que el vestuario sólo piense en los dos partidos consecutivos que tiene a domicilio.

Por su parte, el Zaragoza no se fía de su rival, pese a que la clasificación pueda imprimir un exceso de confianza en el conjunto maño. El cuadro de Víctor Fernández cuenta con tres victorias y un empate, lo que le sitúa en la segunda plaza de la clasificación, pero ni por esas el entrenador del Zaragoza quiere relajación en su equipo. Víctor Fernández admite que ha visto todos los partidos del Extremadura y que cree que el conjunto azulgrana debería llevar más puntos en su casillero.

El entrenador del conjunto zaragocista cuenta con todos sus jugadores para el partido y con una delantera temible, con Dwamena y Luis Suárez, que ha comenzado la liga muy bien.