El Cartagena se querellará contra el Extremadura

Felipe Moreno, tercero por la izquierda, con el presidente del Cartagena, Belmonte (derecha). / ANTONIO GIL
Felipe Moreno, tercero por la izquierda, con el presidente del Cartagena, Belmonte (derecha). / ANTONIO GIL

LaLiga abre expediente informativo y llamará a declarar al presidente azulgrana y a Felipe Moreno, denunciado por el presunto amaño

RAÚL PEÑA / M. A. R.

La polémica por la denuncia del Extremadura ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Policía por el presunto intento de compra por parte del máximo accionista del Leganés, Felipe Moreno, al técnico azulgrana Juan Sabas para dejarse ganar en Cartagena, sigue muy abierta. Sus protagonistas acuden a declarar ante la Policía en Madrid -ya lo hizo Sabas y en breve lo hará Moreno- mientras el club albinegro se ha puesto en manos de su despacho de abogados en Murcia para defenderse de unas acusaciones que negó desde el primer momento. Una defensa, ya decidida según informan en la Verdad de Murcia, que incluye la presentación de tres querellas: una contra el Extremadura por una denuncia que entiende falsa y otras dos contra el periódico El Mundo, el que desveló el caso; y el ABC, que añadió otra presunta trama fallida de amaño en la primera eliminatoria, la que condujo al Rayo Majadahonda a Segunda División ante el cuadro cartagenero.

Mientras se tramitan esas acciones legales, LaLiga -en concreto su Departamento de Integridad, la instancia a la que recurrió el presidente Manuel Franganillo- ha abierto un expediente informativo para aclarar lo sucedido, lo que implica la llamada a declarar de los intervinientes, sin perjuicio de lo que se dilucide ante la Policía. Un cauce del que LaLiga deja fuera al Cartagena y se centra en Felipe Moreno, uno de los denunciados, además de que el club murciano no pertenece a la LFP, algo que ya sí sucede con el Extremadura UD.

El jueves fue el propio Juan Sabas el que tuvo que acudir a dependencias policiales a declarar por dicho intento de amaño del choque de vuelta de la final por el ascenso a Segunda División. El goteo de testificaciones tendrá que continuar con Felipe Moreno, máximo accionista del Leganés, socio del presidente del Cartagena, Francisco Belmonte, y que se reunió con Sabas cinco días antes del choque; el exfutbolista Juan Carlos Ceballos, a quien se le acusa desde Almendralejo de haberse reunido con el ariete azulgrana Kike Márquez y ofrecerle el presunto amaño; y el propio Kike Márquez o algún otro compañero que pudiera haber recibido la propuesta para dejarse perder.

'La Verdad' de Murcia informa de que Sabas declaró que en la reunión con Moreno se habló de trabajar juntos en el futuro en vez de un amaño La investigación policial sigue abierta y tardará bastante tiempo en resolverse; puede ser cuestión de meses

En las primeras informaciones se hablaba de que Moreno le había ofrecido a Sabas la cantidad de 300.000 euros, pero, según fuentes consultadas por La Verdad de Murcia, el entrenador azulgrana declaró a los agentes que en la reunión con Moreno sólo se habló de la posibilidad de trabajar juntos en un futuro. Este periódico ha intentado contactar con el preparador del Extremadura sin éxito ya que el club prefiere guardar silencio.

Felipe Moreno sostiene que no le ofreció a Sabas cantidad alguna de dinero ni que actuara en nombre del FC Cartagena en dicha reunión en Leganés. Además, desde Cartagena apuntan que, más que un amaño, todo se trata de un montaje -en caso de que cayera el Extremadura- del que estaría detrás Luis Oliver, el hombre fuerte de la entidad extremeña, para tenderle una trampa a Felipe Moreno.

Ambos clubes serán llamados a declarar en los próximos días con la intención de arrojar luz sobre este espinoso asunto, que desde que salió a la luz con la publicación de la exclusiva en El Mundo hasta hoy ha dado muchas vueltas y que ahora está en fase de investigación por parte de la Policía, la LFP y la RFEF. La intriga sobre la denuncia del Extremadura durará bastante tiempo, se estima que puede ser cuestión de varios meses. Jugadores, técnico y directivos azulgranas tendrán que estar pendientes de un tema que les distrae sobremanera respecto a lo que tendría que mantenerles ocupados, esto es, la celebración del histórico ascenso y la preparación del próximo curso en Segunda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos