SEGUNDA B

En Villanueva solo vale ganar

Xavi Puerto, titular en los últimos cinco partidos, en una acción ante El Ejido. :: e. domeque/
Xavi Puerto, titular en los últimos cinco partidos, en una acción ante El Ejido. :: e. domeque

El Villanovense sigue sin sumar triunfos lejos de su estadio y hoy buscará en casa una victoria ante el Marbella que les aleje de la zona de peligro

ESTRELLA DOMEQUE

El ambicioso Marbella amenaza la relativa tranquilidad que ha encontrado el Villanovense en su estadio. Hogar, dulce hogar para los serones que en este 2019 solo han encontrado el triunfo como locales y que deben ganar hoy para no volver a mirar demasiado cerca los puestos de peligro.

El inicio de año ha ido de menos a más para los de Julio Cobos, tanto en casa como a domicilio. En su estadio comenzaron el año con derrota ante el Recre, dos semanas más tarde empataron con el Murcia y en su última cita como local doblegaron a El Ejido. En ello insiste Julio Cobos: «Lo digo cada vez que tenemos rueda de prensa: si queremos cumplir el objetivo de la salvación, gran parte pasa por hacernos fuertes en casa. Queremos ganar fuera, pero lo más importante es hacernos fuertes en casa, con el apoyo de nuestro público, aquí estamos funcionando bien y tenemos que ganar, porque estamos necesitados».

Ahora toca mantener esa fortaleza intacta ante un rival que llega en un gran momento de forma. De hecho, de los últimos cinco partidos ha ganado cuatro y ha empatado uno. «Nos va a poner las cosas difíciles», reconoce el técnico serón. Parte de la dificultad estará en derribar el muro en la portería de un viejo conocido del conjunto verde, Wilfred, que defendió la portería villanovense en la brillante temporada 2016/2017.

Cobos destaca además el cambio del conjunto andaluz desde la llegada del nuevo entrenador, que les ha hecho remontar el vuelo tras un inicio bastante dubitativo. «En invierno se han reforzado con jugadores importantes y es un equipo que está encajando muy pocos goles y juega con las líneas muy juntas, es difícil hacerles ocasiones. Será un partido de mucha tensión, hay que tener tranquilidad y saber jugar nuestras bazas», apunta el entrenador local, que cree que el Marbella tiene plantilla para estar más arriba en la clasificación y no descarta que pueda seguir escalando posiciones en lo que resta de temporada.

En cuanto al dibujo de cara a este partido, podría cambiar con respecto al de la derrota ante el San Fernando, cuando Cobos apostó por Moussa en punta de ataque y dejó a Carrasco en el banquillo. «Cada jugador tiene unas características», justificaba el de Valdehornillos en la previa del partido. «Carrasco es un delantero centro de referencia y de aguantar el balón y Moussa es un jugador potente que va muy bien a los espacios». En ese sentido, ya dejaba entrever que el delantero murciano podría volver hoy a la titularidad ante un Marbella que cree que dejará menos espacios.

Con las lesiones de Tapia y Callin, la única duda es la de Gonzalo Poley, que fue baja por sanción ante el San Fernando, pero que arrastraba además unas molestias tras retirarse lesionado en la segunda parte del partido ante El Ejido. No se ha entrenado en las primeras sesiones de esta semana y ya en el tramo final lo hizo a menor ritmo. Cobos asegura que está entre algodones y no lo descarta para este partido, pero lo más probable es que apueste por Borja García. El resto de la plantilla está disponible.

Por su parte, el técnico del Marbella, David Cubillo, destacaba en la previa la intensidad del conjunto serón, «es su mayor virtud y tenemos que ir muy preparados. Va a ser un partido muy igualado», apuntó. Además de Wilfred, también regresan a Villanueva Elías Pérez y Mustafá.