SEGUNDA B

El Villanovense suma en la resaca copera

Espín salta para contactar con el balón ante el Melilla./BLASCO DE AVELLANEDA
Espín salta para contactar con el balón ante el Melilla. / BLASCO DE AVELLANEDA

El conjunto de Julio Cobos consigue un valioso empate en el campo del Melilla, donde hasta este domingo solo había puntuado un equipo

M. ÁNGEL GUILLÉN (OPTA)

El Villanovense arañó un punto muy importante en el campo más difícil de la categoría, en el que tan solo un equipo (el UCAM, que es segundo) había logrado sumar hasta este domingo. El Melilla únicamente ha cedido dos empates en su feudo en todo el curso. Llegaban ambos equipos con la resaca de la Copa del Rey, donde fueron eliminados por el Real Madrid los locales y por el Sevilla los visitantes. El cansancio fue la nota predominante en el devenir del encuentro, lo que se reflejó en un ritmo lento y un juego soso y aburrido.

Ambos conjuntos se plantaron muy ordenados y prefirieron no dejar desguarnecida la defensa para buscar el ataque. Con el paso de los minutos, fueron abriendo más los espacios y, en el minuto 15, un centro de Carrión por la derecha no encontró rematador, por lo que el cuero se paseó por el área extremeña.

Tras unas primeras llegadas del conjunto serón a las inmediaciones melillenses, en el minuto 26, una falta pegada a la banda derecha era rematada por Javi Sánchez al larguero en una acción invalidada por fuera de juego del defensa visitante. Por su parte, el acercamiento más peligroso del Melilla fue a la media hora de juego. Balón que Yacine cedía hacia atrás a Menudo, pero el disparo de este último no encontraba los tres palos.

0 Melilla

Dani Barrio, Pepe, Carrión, Richi (Mahanan m. 12), Chakla, Marín, Ígor (Ruano m. 83), Antonio Otegi, Yacine, Menudo (Brain m. 67) y Óscar García.

0 Villanovense

Ismael, Sergio, Tapia, Javi Sánchez, Espín, Borja, Martínez (Lean m. 71), Selfa, Carrasco (Raíllo m. 87), Puerto y Montero (Poly m. 83).

árbitro
Sánchez Villalobos (colegio andaluz). Amonestó a los locales Pepe, Mahanan y Brain, y a los visitantes Selfa y Carrasco.
INCIDENCIAS
Álvarez Claro. 1500 espectadores.

La contienda siguió desarrollándose principalmente en la zona ancha del terreno de juego sin que ninguno de los dos contendientes fuera capaz de encadenar dos acciones de ataque consecutivas. Aun así, el Villanovense se pudo marchar con un gol a favor antes del descanso. El libre directo de Carrasco estuvo a punto de sorprender a Dani Barrio marchándose ligeramente desviado de la puerta local.

Con el justo 0-0 se llegaba al descanso y, tras la reanudación, el Melilla hacía su puesta en escena con más mordiente en la finalización. Así lo demostró en el minuto 48 Yacine cuando estuvo a punto de conectar una semi-chilena tras centro de Ígor por banda derecha. Dos minutos después, una jugada de Pedro Montero terminó con un lanzamiento por encima de la portería de Dani Barrio. El Melilla puso la réplica en otra gran acción del marroquí Yacine quien, tras llegar a línea de fondo, servía a Menudo y este, con todo a su favor, la mandaba por encima del larguero.

Conforme pasaron los minutos, ambos equipos extremaron más sus preocupaciones en defensa ya que el punto le venía bien a los dos. Carrión y Julio Cobos se parecían pactar un armisticio en forma de empate a cero. A ello contribuyó la dinámica del partido que entró en una intermitencia de cansancio, faltas y de parones.

Eso sí, en el descuento, cuando corría el minuto 93, un centro por banda derecha de Óscar García era rematado por el pichichi del grupo, Yacine. La ocasión más clara del enfrentamiento rozó ligeramente el palo encogiendo los corazones de la expedición procedente de Villanueva de la Serena y colocando el broche a un encuentro que se saldó con reparto de puntos. Un punto vital para el Villanovense que, pese a situarse en el puesto de promoción de descenso, tacha de su calendario una de las visitas más complicadas de la temporada que ha saldado con un meritorio empate.

«Mis jugadores han defendido muy bien»

«En primer lugar estoy muy satisfecho porque todo lo que sea sumar en casa del líder siempre es importante. Volvemos a dejar la portería a cero, que no es fácil ante un equipo con el potencial que tiene el Melilla. Al final del encuentro hemos tenido suerte en la última ocasión. Creo, en líneas generales, que mis jugadores han defendido muy bien. Me gustaría haber hecho más daño pero eso nos está costando mucho más». Julio Cobos, entrenador del Villanovense, insistió en la mejoría atrás de los suyos. «El Villanovense era un equipo que encajaba muchos goles, y en ese aspecto hemos mejorado bastante, y yo creo que así es como crecen los equipos. Estamos siguiendo esta línea, sacar los partidos adelante creciendo desde la defensa y esperar los futbolistas que tenemos de medio del campo hacia adelante den mucho más. Tienen potencial y deben demostrarlo. Esto es una carrera de fondo y a nosotros nos queda mucho». El técnico visitante destacó el cansancio acumulado contra el Sevilla. «Se ha visto que al final del partido hemos notado el choque de Copa del Rey».