El Villanovense empieza fuerte

Los jugadores del Villanovense festejan en el vestuario el triunfo en Almendralejo. /@joseangel_2012
Los jugadores del Villanovense festejan en el vestuario el triunfo en Almendralejo. / @joseangel_2012

El equipo de Masegosa destroza al filial del Extremaduraen una fantástica segunda mitad

RAÚL PEÑA

El Villanovense demostró, por tercera jornada consecutiva, que va lanzado a por el campeonato. El cuadro serón era ya uno de los favoritos al título antes de comenzar la competición, pero este fulgurante inicio de liga lo ha situado en muchas quinielas como el gran candidato. Este domingo su víctima fue un Extremadura B, que llegaba al choque con pleno de victorias, pero que se llevó un contundente correctivo en su feudo.

El equipo de Villanueva de la Serena maduró el partido, supo competir al máximo cuando el Extremadura B le impuso intensidad al choque y apretó para llevarse los tres puntos de la Ciudad Deportiva de Almendralejo. Tras el intermedio, David Barca, José Ángel, Mario Begines y Belencoso golpearon a un filial del Extremadura que solo pudo recortar distancias mediante un penalti ejecutado por Theo en el minuto 86.

1 EXTREMADURA B

4 VILLANOVENSE

extremadura b:
Mike; Samu Manchón, Gabri, Arnau, Piro; Kevin, Javi Pérez, Gori, Lele (Rovira, min. 52); Junior (Theo, min. 52) y Facu (Manu Cordero, min. 69).
villanovense:
Pawel; Mario Begines, Bonaque, Javi Sánchez, Tapia; Pajuelo, Óscar Martín (Viñuela, min. 83), José Ángel, Dani Martínez (Juanpe, min. 83); Gregory y David Barca (Belencoso, min. 71).
goles:
0-1: David Barca, min. 47. 0-2: José Ángel, min. 64. 0-3: Mario Begines, min. 73. 0-4: Belencoso, min. 84. 1-4: Theo, de penalti, min. 86.
Árbitro:
Gonzalez Umbert. Amonestó con amarilla a los locales Lele, Javi Pérez y Arnau y a los visitantes Pajuelo, Mario Begines, Gregory, José Ángel y Javi Sánchez.
Incidencias:
Ciudad Deportiva de Almendralejo. 500 espectadores.

El encuentro comenzó con mucha intensidad, con ambos bandos dando la cara sobre el terreno de juego. En este intercambio de golpes, el gol pudo caer por cualquier lado. El que más se acercó a la diana fue el Villanovense, pero el colegiado decretó fuera de juego cuando David Barca ya se disponía a festejar que su remate de cabeza, en una falta botada por Óscar Martín, se había colado en la meta defendida por Mike. El Extremadura B demostró entonces que tiene calidad para plantarle cara a cualquier equipo de la categoría, con un buen Lele y Facu, además del central Arnau. Esta respuesta vigorosa aguantó hasta el descanso. Pero tras el paso por los vestuarios ya fue otro cantar.

Los visitantes se pusieron en modo apisonadora y el filial del Extremadura ya no tuvo nada que hacer. David Barca consiguió resarcirse del tanto anulado en una falta en largo botada por Javi Sánchez que los zagueros locatarios fueron incapaces de despejar. Tras una serie de malos rechaces, un buen pase filtrado habilitó a Barca, que desde el interior del área no perdonó (0-1).

El Villanovense pasó a monopolizar todo lo que pasaba sobre el terreno de juego. Alterando registros, mostrando su repertorio, aplastando a un rival desnortado. En ese acoso y derribo, apareció un destello de José Ángel, magistral para colar por la escuadra un chut desde la frontal del área. Un gol de otra categoría. Lejos de conformarse, el bando foráneo olió la sangre y, como buen depredador, fue a aniquilar a su presa. El conjunto serón recuperó en campo contrario y Pajuelo lanzó un buen pase a la espalda de Rovira. Ahí apareció Mario Begines, que rubricó el tercero con un buen tiro cruzado.

El Villanovense era un ciclón. Los tres zarpazos hicieron que el Extremadura B dejase de creer definitivamente en sus opciones de puntuar. Los visitantes también rebajaron la intensidad. Pero aún quedaba más.A diez minutos para el final, el revulsivo Belencoso, llamado a ser clave esta temporada, transformó el 0-4 tras recoger un rechace dentro del área. El choque estaba más que finiquitado, pero los depredadores como Belencoso nunca pierden de vista la portería.

El Extremadura B vio cómo el Villanovense le estaba endosando una goleada en su feudo y quiso, al menos, maquillar el electrónico en los minutos finales del choque. Y así lo hizo. Theo, que había entrado de refresco en la segunda parte, convirtió una pena máxima a cinco minutos del final para cerrar el marcador.