Sillero sigue en Don Benito y se despide Ricardo Durán

Jesús Sillero celebra su gol ante el Sanluqueño. :: e. domeque/
Jesús Sillero celebra su gol ante el Sanluqueño. :: e. domeque

El atacante sevillano, que llegó en enero, continuará la próxima temporada y se convierte en la sexta renovación del equipo

ESTRELLA DOMEQUE

DON BENITO. La renovación de Jesús Sillero augura buen sabor para lo que cocina el Don Benito de cara a la próxima campaña. Y es que, su llegada en enero procedente del Marbella añadió la pizca de sal que le faltaba a los rojiblancos en ataque y su continuidad ha hecho crecer la ilusión entre los aficionados.

Pronto quedó claro que el Don Benito necesitaba a Sillero. Y Sillero necesitaba al Don Benito, pues el jugador se reencontró en el conjunto rojiblanco con su mejor versión. Esto se tradujo en seis goles y algunos de ellos, como el de El Ejido, fueron claves para la salvación. Así, en la segunda mitad de temporada fue pieza fundamental en el esquema de Juan García con 16 partidos consecutivos como titular.

Se suele decir que si algo funciona es mejor no tocarlo y ambas partes han decidido seguir un año más de la mano. «Quiero seguir creciendo y aprendiendo en este grandísimo club. Gracias por la confianza y el esfuerzo», explicaba el jugador. Su renovación se une a las ya anunciadas de Sebas Gil, Trinidad, Álex Herrera, Gonzalo y David Agudo. En la agenda está también Abraham Pozo, aún sin confirmar.

Aunque hay que decir que esa receta del Don Benito pierde un ingrediente clave en los últimos años: Ricardo Durán. El lateral izquierdo se despedía ayer con algo de desazón por no haber recibido ninguna llamada del club, pero con palabras de agradecimiento para una camiseta que ha defendido durante las últimas cuatro temporadas.

«Un solo minuto de teléfono para saber mi situación hubiese sido más que suficiente», lamentaba el de Torremejía. «Pero no voy a resumir mis mejores años como futbolista en esto, porque ese club, toda la gente que lo compone y toda la ciudad sólo me han dado momentos de alegría y me han hecho sentir el tío más feliz del mundo», continuaba.

Destacado sobre el césped, también dejaba huella fuera del campo. Prueba de ello es que el club ya ha anunciado que, con motivo de la visita del Extremadura el próximo 31 de julio, se le hará una despedida ante la afición a modo de gratitud por todos estos años.