El Romano recibe al primer líder del curso

Entrenamiento del Mérida en el Romano. :: @meridaad/
Entrenamiento del Mérida en el Romano. :: @meridaad

El Mérida busca su primer triunfo en liga ante el único equipo del grupo que cuenta sus partidos por victorias

M. G.

mérida. El Mérida, que aún no ha ganado, recibe esta tarde a la Balompédica Linense, que aún no se ha dejado puntos en este arranque liguero. Pero. «la igualdad en el grupo es tan grande que puedes ganar cualquier partido», opina Santi Amaro. «Cualquier mínimo despiste te puede condicionar. Por ejemplo, ante el Villarrobledo y el UCAM, el partido cayó de parte de La Balona en momentos determinados».

El conjunto dirigido por Jordi Roger es el único conjunto del grupo que suma por victorias todos sus partidos. En la primera jornada se deshizo 0-2 del ahora colista Villarrobledo y el domingo pasado ganó por la mínima a uno de los 'gallitos', el UCAM Murcia. «El Linense es un equipo que lo está haciendo bien, que maneja varios registros durante los partidos. La clave estará en jugar rápido, tener paciencia para armar buenos ataques, fallar pocos pases y controlar sus transiciones», analiza el duelo el técnico del Mérida.

De su equipo, Amaro lo tiene claro. Sobre el estado de ánimo: «Estamos bien. El resultado de Sanlúcar fue el que fue, pero no se acerca a la realidad de lo que se vio. Salvo los últimos diez minutos en Sanlúcar, el equipo ha estado entero en todo momento. Y en eso es en lo que debemos seguir incidiendo». Sobre el 'once' de esta tarde: «Nuestra línea a seguir es que todo el mundo esté preparado para jugar. Cuanto mejor vayan las cosas, más difícil va a ser hacer cambios. Pero hay futbolistas que, haciendo bien las cosas el domingo pasado, van a partir desde el banquillo porque creemos que la ruta de este partido nos obliga a ello». Gaspar ya está disponible, Javi Sánchez y Javi Chino son bajas, Amaro tendrá que hacer esta tarde dos descartes y, sobre todo, tendrá que decidir entre Krsto y Curro Harillo en la puerta.

Y sobre el sistema, después de utilizar dos diferentes en las dos primeras jornadas: «Con 4-3-3 tenemos continuidad por dentro, el equipo se estructura mejor cuando pierde el balón, no nos hacen tantas transiciones y tenemos más control de partido. Con 4-4-2, tenemos más presencia en el área contraria pero no tienes los partidos controlados. En Sanlúcar, el partido nos pedía 4-4-2, pero nuestro campo es diferente». Tan diferente que el Linense aún no ha ganado en el Romano bajo la denominación AD del Mérida. Y tampoco ha dado buena imagen en sus tres últimas visitas a la capital autonómica. Pero este grupo está tan igualado que.