Presidente, entrenador y renovaciones

Ascendió el domingo a las 22.18 horas y no tardó el club ni 24 horas en ponerse a pensar en la 2019-20. Incluso mientras se prolongaban los actos del festejo comenzaron a forjarse los primeros cimientos del nuevo curso. Rubén Andrés fue designado el pasado miércoles como director deportivo de la próxima temporada y su primer encargo será elegir entrenador. Se desconoce si se conocerá primero el nombre del técnico o si se conocerá primero el nombre del nuevo presidente. Porque uno dependerá del otro y el otro dependerá del uno.

Rubén Andrés desea que continúe Santi Amaro en el banquillo emeritense, pero habrá que despejar antes qué quiere Paco Puertas y qué quiere Santi Amaro, al que ya le han llegado ofertas de otros equipos. De la relación de ambos dependerá el futuro del banquillo. A partir de ahí, se tocará el tema renovaciones. Algunos de los jugadores que tienen contrato seguirán. pero a otros en la misma situación, con contrato en vigor, se les ofrecerá una salida. Y la gran mayoría de los que no tienen contrato están esperando una llamada de Rubén Andrés para continuar. La idea es quedarse con entre ocho y diez jugadores de la plantilla del ascenso. Aunque para definir el número de renovaciones, primero habrá que fijar el presupuesto con el que se cuenta. El pasado viernes se produjo la primera reunión al respecto entre la dirigencia y la dirección deportiva y en breve Rubén Andrés conocerá con qué economía cuenta para arrancar con las llamadas y las ofertas a los futbolistas.