SEGUNDA B

Pepe Bernal: «Vernos fuera del descenso es una inyección de moral»

Pepe Bernal durante un entrenamiento del Don Benito. :: e. domeque/
Pepe Bernal durante un entrenamiento del Don Benito. :: e. domeque

El jugador del Don Benito cree que no se pueden escapar más puntos en el Vicente Sanz para lograr la salvación

ESTRELLA DOMEQUE DON BENITO.

Con 34 puntos y fuera de los puestos de descenso, el Don Benito afronta el partido ante el Ibiza de este domingo como un paso importante que les acerque a la salvación. La dinámica es buena, después de compensar la derrota ante el Badajoz en casa con el triunfo a domicilio ante el Real Murcia. «La semana ha ido muy bien y llegamos al domingo con buenas sensaciones. El equipo llega con confianza, sabemos que peleando y corriendo conseguimos los objetivos. Ahora es cuando más hay que apretar», explicaba en la previa el centrocampista rojiblanco Pepe Bernal.

El jugador, con amplia trayectoria en el fútbol pitiuso, valora de forma especial el partido. «Siempre lo es cuando juegas contra el equipo de la isla en la que te has criado, pero todos los partidos son importantes. Valen lo mismo y hay que conseguir los tres puntos», recuerda. Ya en la primera vuelta, un gol suyo dio el primer triunfo fuera de casa a los de Juan García. No le importaría repetir. «Que lo meta el que sea, pero que dé los tres puntos», matiza.

Bernal cree que es importante que el equipo no pierda más puntos en el Vicente Sanz y se ganen los tres partidos que quedan por disputar en casa. Y es que, paradójicamente, el Don Benito suma más triunfos a domicilio que en su estadio. Ahora, podrán contar con el apoyo de su afición en un tramo vital de la temporada. Aficionados que siempre han estado ahí y que ahora disfrutan de ver al equipo con opciones reales de salvarse. «Hemos estado casi toda la temporada en promoción y en descenso. Han sido muchos palos y vernos fuera del descenso es una inyección de moral que siempre viene bien al equipo. El Don Benito no ha sido inferior a ningún rival y dependemos de nosotros mismos», concluye.