El Nuevo Vivero se toma la primera ronda del playoff

Los jugadores celebran un tanto con el público detrás. :: j. v. arnelas/
Los jugadores celebran un tanto con el público detrás. :: j. v. arnelas

El Badajoz abre fuego en las eliminatorias de ascenso a Segunda ante el Logroñés con un campo que registrará un gran ambiente

MANUEL Gª GARRIDO BADAJOZ.

La oficina del CD Badajoz echaba humo. El club ha trabajado toda la semana a destajo para dar respuesta a la ingente demanda de entradas para el choque de hoy ante la UD Logroñés (Nuevo Vivero, a las 19.00 horas). «Va a haber mucha gente en la grada y vamos a llevar en volandas al equipo», comentaba risueño Angelito a mediodía. Se palpaba un ambiente diferente, de grandes citas.

Más información

Unos operarios daban los últimos retoques al recién estrenado panel de patrocinadores gobernado por un reluciente 'playoff de ascenso', luciendo en la pared de la entrada de autoridades y en la sala de prensa. «Ojalá podamos usarlo durante tres partidos en casa. Y luego cambiarlo por uno de la Liga 1,2,3», fantaseaban en las entrañas del coliseo blanquinegro. El aparcamiento de los alrededores del estadio acogía un incesante goteo de coches. Nadie se lo quiere perder, y no es para menos.

«Sales a pasear o a comer y se nota a la gente ilusionada, habrá un buen ambiente», comentaba el técnico Mehdi Nafti en la rueda de prensa previa al partido. Pero no solo entre la hinchada, en el seno de la plantilla la ilusión es mayúscula. Un entusiasmo positivo, aunque ingobernable; moderar ese subidón no será tarea fácil. «No puedes frenar esa motivación y ese estado de ánimo. Es bueno controlarlo para no dejarse fuerzas en el camino, pero es muy complicado», comenta el preparador francotunecino. Porque la realidad es que en el vestuario solo existe un pensamiento recurrente, el pitido inicial. «Nos gustaría que fuera hoy mismo (por ayer), porque la semana se nos hace muy larga», explicaba David Martín, que conoce ampliamente las características del grupo II de su etapa en el Burgos y el Barakaldo: «Es más físico, de más juego directo y no es tan combinativo, pero hay muy buenos equipos».

«La contundencia, concentración, intensidad y agresividad tienen que ser lo más altas posibles» Mehdi Nafti | Entrenador

También avisa de las virtudes del oponente, que guarda algunas similitudes con los pacenses, como su orden defensivo, pilar maestro del éxito riojano. «Me he enfrentado varias veces a ellos, son buenos en transiciones y muy completos en todas las líneas». Nafti añade a esa tarjeta de presentación que es un conjunto que sabe asociarse y que cuenta con «un delantero top de nivel de Segunda y una defensa contundente que ha encajado pocos goles». Los rojiblancos únicamente han recibido 22 dianas en 38 jornadas, aunque llegan con una incógnita en la portería tras la lesión del meta titular, Miguel, que sufrió una grave lesión de rodilla. Iván Buigues recogió el testigo, pero el fichaje de Unai Etxebarria, procedente del Bilbao Athletic, amplía las posibilidades.

Dos caminos similares

La trayectoria en liga ha sido parecida para ambos contendientes, con un inicio dubitativo y renqueante y un arreón final definitivo para certificar el pase a las eliminatorias de ascenso. «No nos salían las cosas y la dinámica cambió; con trabajo e ilusión la gente creyó hasta el final», relata David Martín. El extremo diestro ha sido uno de los indiscutibles, especialmente en el segundo tramo de la temporada, pero aleja de sí mismo el foco y apunta hacia la colectividad como clave. «Ojalá pueda aportar mi granito de arena, pero firmo ganar 2-0 y no marcar ningún gol (ha anotado cinco este curso) ni dar ninguna asistencia».

Nafti no modifica un ápice su discurso respecto a los fundamentos en los que incidir, aunque advierte de que ya no hay segundas oportunidades ni margen para recuperar, «cada error puede costar caro». Por ello, «la contundencia, concentración, intensidad y agresividad tienen que ser lo más altas posibles».

Este bonus de la temporada es un regalo merecido e inesperado, pero Nafti pide ambición. «¿Tú te acuerdas de los que cayeron el año pasado en cuartos? Esto no acaba, empieza ahora, es lo que nos tenemos que meter en la cabeza, esa debe ser la mentalidad». La portería a cero es siempre la obsesión del local que abre en su casa la serie, pero David Martín apuesta por no especular. «Hay que salir a ganar».

«Me he enfrentado varias veces a ellos, son buenos en transiciones y completos en todas las líneas» David Martín | Jugador

En el capítulo de bajas, el Badajoz no tendrá a sus dos capitanes, José Ángel por sanción y Guzmán Casaseca por lesión. El extremo pacense afronta el tramo final de su recuperación y ha empezado a hacer carrera continua en los entrenamientos, pero es precipitado su concurso hoy. El técnico blanquinegro confía en poder incluirlo en la lista del partido de vuelta. Situación parecida es la de Kamal, aunque el mediocentro balear ha completado algunos ejercicios durante la semana y existen remotas posibilidades de que pueda entrar en la convocatoria. Quien no estará es Cristian, que no termina de recuperarse de sus problemas de tobillo.

En el Logroñés, además de la duda bajo los palos, Bobadilla y Borja García se disputan un puesto en el eje de la defensa, en la que no serán de la partida ni Flaño ni Santamaría, que arrastraban molestias y finalmente no llegan a tiempo. El susto lo dio en la mañana de ayer el delantero brasileño Marcos André, que sufrió un golpe en el tobillo en la sesión matutina que hizo saltar las alarmas, aunque finalmente parece que podrá salir de inicio. El ariete, con diez dianas esta campaña, es una de las grandes amenazas del conjunto riojano en la parcela ofensiva. El club riojano estará acompañado por un séquito de aficionados menos populoso de lo esperado, ya que se han vendido 187 entradas de las 500 que el Badajoz puso a disposición de los visitantes. La oficina del club pacense estará abierta hoy de 10.00 a 14.00 horas y las taquillas desde las 16.30 para la venta de entradas, y se podrán adquirir las localidades no retiradas por los abonados.