Estadio para presumir, equipo para soñar

Estadio para presumir, equipo para soñar

Con Gorka Santamaría como héroe, el Badajoz vence a un Sevilla combativo en un escenario idílico

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

Pagada la hipoteca, aceleradas las obras, adecentado y coloreado cada metro cuadro del coliseo blanquinegro, al Badajoz solo le restaba conocer si el inquilino del renovado Nuevo Vivero estaría a la altura. Tardó un mundo ante el filial sevillista, pero lo demostró en un escenario del que se puede presumir, con un equipo que permite soñar con cotas elevadas al que salvó un zapatazo enorme de Gorka Santamaría en el ocaso. Le costó al plantel de Nafti encontrarle grietas al Sevilla Atlético, pero tras la reanudación lo logró en la puesta de largo del remozado estadio, que presenta un aspecto acorde a la ilusión depositada por una hinchada que ha respondido al proyecto del sevillano Joaquín Parra con récord de abonados.

El Badajoz salió con los once mismos protagonistas que arrancaron la temporada en Cartagena y con la intención clara de mandar sobre el terreno de juego. En menos de tres minutos, César Morgado dispuso del primer disparo sobre la meta sevillista que fue repelido en una buena intervención por Alfonso Pastor. Los locales entraban como motos por el flanco derecho, con Portero y Abad muy incisivos. Minuto cinco y fruto de una de esas internadas Dani Segovia remata cerca del poste tras un saque de esquina. Se acababan de encender los focos del estadio y los pacenses iluminaban el encuentro ante su agradecida afición, dando también entrada a las eléctricas apariciones de Adilson por su banda.

1 CD Badajoz

Kike Royo, Toni Abad, César Morgado, Iván Casado, Alfonso Candelas; Sergi Maestre, Álex Corredera (Gorka Santamaría, min.62), Julio Gracia (Caballero, min.72), Adilson, Carlos Portero (Guzmán Casaseca, min.68) y Dani Segovia

0 Sevilla Atlético

Goles: 1-0, min.83: Gorka Santamaría.

Árbitro
González Hernández (colegio castellano-leonés).Amonestó por parte visitante a Diego José, Juanlu y Chacartegui; por parte local a Iván Casado, Juio Gracia, Adilson, Toni Abad, Gorka Santamaría y Dani Segovia. Expulsó al técnico local, Mehdi Nafti por protestar en el minuto 88.
Incidencias
Estadio Nuevo Vivero de Badajoz, ante unos 7.500 espectadores. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de la hija del seleccionador nacional Luis Enrique, fallecida esta semana. Homenaje también para Angelito, el mítico utillero blanquinegro, protagonista del primer cartel de partido en el Badajoz.Juancho Pérez, concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Badajoz y exinternacional de balonmano con España, en el palco. También Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura.
Goles
1-0, min.83: Gorka Santamaría.

El Sevilla intentaba zafarse de la presión para coger aire e inquietaba con un centro de Javi Vázquez que la zaga extremeña no era capaz de despejar. Lo consiguió alrededor del cuarto de hora pues el Badajoz redujo una marcha y mostró limitaciones ofensivas al no encontrar referentes en la medular, especialmente por el centro. Morgado enviaría por encima del travesaño un lanzamiento directo y acto seguido un centro de Vázquez obligaba a Kike Royo a despejar un balón que se envenenaba. El filial andaluz comenzaba a presentar batalla y el dominio local se dispersaba refugiándose en algunas acciones a balón parado y la insistencia en Adilson.

En el minuto 23 el Sevilla tendría la mejor del choque en un lanzamiento cruzado de Pana que se marchó por muy poco tras un buen servicio de Mena. El encuentro se equilibraba tras el magnífico pero efímero arranque de los locales. Poco antes de la media hora el árbitro decidió que los futbolistas se hidrataran. La temperatura era sofocante. Puede que este pequeño receso le llegara en buen momento al Badajoz, que parecía algo perdido, con un centro del campo que apenas tocaba, algo lento, y que apostaba más por el balón en largo.

Se acercaba el descanso y el Badajoz no encontraba pases que filtrar sobre una defensa sevillana cada vez más segura. Algún saque de esquina comprometido y un disparo muy lejano de un Álex Corredera que no entraba en juego. Por dentro apenas Julio Gracia era capaz de conducir el esférico. En el 44 Adilson, el blanquinegro más proactivo, y el más vigilado por el adversario, disparó a la media vuelta, sin suerte. Un Badajoz de más a menos que llegaba al intermedio sin anotar ante una poblada grada tal vez algo decepcionada.

Duelo de porteros

Mismas caras tras la reanudación y la historia se repite con un Badajoz que busca autopistas por los costados, sobre todo por el flanco zurdo. En el minuto 50 doble intervención de Alfonso Pastor en dos fusilamientos de Portero y Candelas. Los locales insistían embotellando a un Sevilla Atlético que inició el segundo acto unos metros detrás respecto a buena parte del primero. El guardameta brillaría después en otra internada de Candelas, que prefirió disparar en vez de pasar hacia atrás. Justo antes del 60 Kike Royo reaccionaba ante Pana y el propio Pejiño, que en el primer balón que toca casi enmudece al Nuevo Vivero.

El provisional marcador del estadio –se espera que el nuevo esté en la próxima cita– seguía inalterado cuando se sobrepasaba ya la hora de juego. Entonces Nafti mete más carne en el asador e introduce a Gorka Santamaría en detrimento de Álex Corredera, que no tuvo su mejor noche. En el 66, Toni Abad centra sobre el área y Segovia remata cruzado, a la derecha del portero andaluz, poco antes de que el técnico francotunecino sitúe sobre el verde a Guzmán, que al poco de entrar penetra en el área con un autopase que estuvo cerca de salirle.

Nueva pausa para beber antes del último cuarto de hora y hasta entonces los mejores eran los dos arqueros, ya que Kike Royo evidenció también su calidad ante un sorprendente Pejiño y ante el ariete sevillano Pana. Adilson se plantaría solo ante Pastor en el 76, pero el luso no precisó en la finalización permitiendo la intervención del portero sevillano. El aviso más serio de los albinegros, que por fin verían puerta en el 82 con un golazo de Gorka Santamaría a la media vuelta después de una jugada de Adilson propia de una categoría superior.

Los últimos instantes fueron una locura, con el gol, la expulsión de Nafti por protestar aunque siguiédolo desde detrás del banquillo con las revoluciones por las nubes, y los seis minutos de añadido, con ocasión clarísima para los sevillistas desbaratada por un espectacular Royo. Al final, estreno feliz del Badajoz en un escenario idílico que promete grandes sensaciones este curso.