SEGUNDA B

Mario Gómez vuelve a casa «muy motivado»

Mario Gómez perseguido por un jugador del Murcia en el Nuevo Vivero. :: PAKOPÍ/
Mario Gómez perseguido por un jugador del Murcia en el Nuevo Vivero. :: PAKOPÍ

«Es el partido que más ganas tengo de jugar», señala el central del Badajoz ante el reencuentro con su gente y su exequipo Talavera

J. P. BADAJOZ.

Para Mario Gómez ésta es una semana muy especial. El central blanquinegro regresa a su Talavera de la Reina natal con la camiseta del Badajoz. «Es el partido que más ganas tengo de jugar. Voy a casa, con mi familia y va a ir a verme mi gente. Es el equipo de mi ciudad, donde estuve el año pasado y disfruté mucho», apunta. Tenía esta fecha muy presente desde este verano y estos días la gran actividad de su teléfono disparan esas mariposas que le revolotean por dentro. «Desde principios de semana me están llamando mis amigos y mi familia. Tienen ganas de que vuelva y verme jugar en el Municipal El Prado».

Los piques entre sus seres queridos están servidos. Pero Mario Gómez Martín (Talavera de la Reina, 1992) quiere ser profeta en su tierra para lograr una victoria muy necesitada para su equipo y de paso evitar ser el centro de los choteos entre los suyos. «No puedo ir a casa y que me ganen. Conozco al entrenador y coincidí con 8 jugadores. Estoy muy motivado y con muchas ganas de vencer en El Prado».

SU FICHA

Nombre
Mario Gómez Martín.
Lugar y fecha de nacimiento
Talavera de la Reina, 6 de octubre de 1992.
Demarcación
Central.
Partidos
6 (6 titular y completos), 540 minutos.
Trayectoria
El Prado, UD Talavera, Rayo Vallecano juvenil, Rayo B, Gavá y CF Talavera.

Mario Gómez solo jugó una temporada en el principal equipo de su ciudad, aunque se formó en las categorías inferiores de los distintos clubes locales como El Prado y UD Talavera antes de salir con 17 años para proyectarse en Vallecas en el Rayo juvenil y el filial de Segunda B donde pasó seis temporadas y llegó a debutar con el primer equipo de Paco Jémez en la Copa del Rey frente al Levante en 2014 en el estadio Ciudad de Valencia. Después probó suerte en el Gavá, pero por problemas económicos decidió volver a casa, ilusionado por formar parte del proyecto del CF Talavera recién ascendido a Segunda B. Ahora regresa a su ciudad con el Badajoz y las urgencias de cortar la hemorragia de tres partidos sin saborear la victoria. «Nos falta cerrar los partidos y tener más acierto de cara al gol. No podemos depender de Francis y aportar todos a nivel ofensivo», asume para añadir que todo es cuestión de tiempo. «Están Ezequiel, Éder, Guzmán, David... los de atrás también tenemos que sumar de cara al gol. Potencial hay y cuando empecemos a soltarnos no vamos a tener problemas porque tenemos gente muy ofensiva en el equipo».

El defensa talaverano confía en retomar la senda del triunfo por las buenas sensaciones que transmite el equipo. «Ante el Recre hicimos todo lo posible por llevarnos la victoria, pero un pequeño error nos costó la derrota. Con el Murcia merecimos ganar y ante El Ejido lo teníamos controlado y el penalti nos hundió y a ellos les encendió. A nivel de juego contra el Marbella fue nuestro peor partido. El equipo trabaja bien y en ese sentido estamos tranquilos. Tenemos 9 puntos, pero creo que deberíamos llevar 11 ó 12. Esto es una carrera de larga distancia y seguro que al final estaremos más arriba».

El Badajoz ha comenzado la temporada un tanto extraña ganando fuera lo que se deja en casa. «La victoria en casa tiene que llegar. Es raro que gane fuera y en casa no lo haya hecho todavía. El año pasado con el Talavera no ganamos fuera y en casa los ganamos todos. Al Badajoz le pasó lo mismo. Los puntos cuentan igual fuera que en casa, pero nuestra afición se merece una alegría en el nuevo Vivero. Lo hemos tenido cerca y ya llegará».

Sobre su exequipo, el talaverano avisa que no será nada fácil sacar algo positivo de El Prado. «Es una salida bastante dura porque el Talavera ha cogido una dinámica buena y en casa es un equipo fuerte. La temporada pasada estuvimos 8 meses sin perder en El Prado». El reto es máximo para un Badajoz peleado con el gol ante un rival que solo ha recibido 3 tantos y ocupa la cuarta posición. «El Talavera encaja pocos goles. Pone una defensa de cinco, te quitan la pelota, no te dejan crear y circulan mucho desde atrás».

En cuanto a sus primeros meses en Badajoz se muestra encantado. «Me siento futbolista porque con el apoyo de 5.000 personas es un privilegio y un lujo poder jugar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos