«Lograr la permanencia del Quintana me ha motivado para volver al fútbol»

«Lograr la permanencia del Quintana me ha motivado para volver al fútbol»

Edu Jurado, el que fuera 'Gran capitán' del Villanovense, vuelve a ponerse las botas en las filas del último clasificado de la Primera División Extremeña

MARÍA FORTUNA QUINTANA.

Hace trece años que dejó su tierra (San Sebastián) para llegar hasta la comarca de las Vegas Altas y continuar con el sueño de ser futbolista. Procedente del filial del Eibar, Edu Jurado aterrizó en el Villanovense para convertirse después en el 'Gran capitán'. Tras una larga trayectoria en el fútbol extremeño, el jugador donostiarra se vistió el pasado diciembre con la camiseta roja del Club Deportivo Quintana, actual equipo de Primera División Extremeña que ocupa el último puesto de la tabla.

Nos recibe con amabilidad y acompañado de uno de los grandes tesoros que le ha dado la región, su hijo pequeño. Recuerda su llegada a Villanueva de la Serena con cariño y altas temperaturas. El sol de junio no daba tregua y una presencia incesante de mosquitos asolaba los entrenamientos en Zurbarán, porque por entonces el Romero Cuerda estaba en obras.

Desde 2004 hasta hoy ha podido experimentar lo bueno y lo malo que ofrece el fútbol. Sus años en lo más alto con el equipo serón, su intento, fallido, de dejar el fútbol y su etapa de entrenador en Tercera División. Toda una vida de recuerdos dedicada a este deporte que hoy mira desde lejos, pero con las botas puestas de nuevo en el equipo quintanense.

Edu Jurado Jugador del CD Quintana «El Villanovense ha sido el equipo que más me ha dado. Todo el mundo se sentía importante allí»

Una salida inesperada del club que le vio crecer profesionalmente le hizo tomar un cambio de rumbo. «Pese a que nadie me lo había confirmado todavía, en mi último partido con el Villanovense, en el cual ascendimos a Segunda B en la temporada 2011/2012, yo tenía el presentimiento de que no continuaba con el equipo». Tras un breve paso por el Ciudad de Lorca, el centrocampista volvía con los villanos para completar una etapa de su trayectoria deportiva.

Acerca de su final en el Villanovense, confiesa que fueron momentos difíciles, por cómo se gestionó su salida, pero aun así recuerda esa etapa como la más bonita de sus años de jugador. «Ha sido el equipo que más me ha dado. Todo el mundo se sentía importante allí y eso hacía que salieras al terreno de juego con mucha ilusión». Al recordar a personas importantes que le marcaron esos años destaca a los entrenadores Jaime Molina y Loren Morón.

En la temporada 2012/2013, Jurado fichó por el CD Santa Amalia, otro de los equipos que han marcado su carrera. «Empecé con mal pie porque me lesioné cinco veces durante la primera temporada, y cuando volví al jugar me di cuenta de que no estaba motivado y el bajón de la lesión me había pasado factura».

Final de una etapa

Con 34 años pensó que su etapa como jugador había terminado y decidió dejar la plantilla amaliense. Mientras tanto entrenaba a los equipos de fútbol base y comenzó a ayudar en la preparación del primer equipo. «Después de llevar un tiempo e irse el técnico me quedé al frente del conjunto sénior en la campaña 2016-2017. No tuvimos una temporada fácil pero, tras varios partidos en contra, finalmente logramos salvarnos en la penúltima jornada».

En el inicio de la campaña actual, relata que las cosas habían cambiado. «Ya no había el buen ambiente del principio en la directiva, se respiraba cierta tensión», lo cual se materializó con su cese como entrenador en la sexta jornada.

A pesar de llevar más de un año jugando con los veteranos del Villanovense, cuando recibió las primeras llamadas de Manuel Morillo 'Janofa', actual entrenador del CD Quintana, no barajaba la idea de volver a competir, pero «me di cuenta de que me estaba ilusionando y decidí asumir este reto».

Consciente de su baja forma física, pues admite que llevaba sin entrenar más de un año, y de las circunstancias en las que se encontraba el equipo, la tarea que encaraba no era fácil. «Me motivó la idea de poder ayudarlos a salir de la mala situación en la que estaban y me propuse entrenar un mes para llegar al club de la mejor manera posible».

Su llegada al equipo, unido a una mejora en el sistema defensivo, ha provocado que el conjunto rojillo luche con más fuerza para salir de esta racha y haya afrontado la segunda vuelta con partidos más disputados y derrotas menos abultadas. «Quitando Llerena, con Guareña competimos de una manera muy digna los 90 minutos de partido, contra Usagre merecimos ganar aunque al final no se pudo y ante Campanario logramos un empate. Estoy seguro que la victoria está al caer».

Ya es uno más del grupo y declara sentirse muy cómodo en el cuadro de 'Janofa'. «Los jugadores no se vienen abajo y siguen luchando por salir de este bache con trabajo e ilusión. Ponen todo su empeño y solo por eso merece la pena estar aquí».