SEGUNDA B

Julio Cobos: «No hay nada imposible»

Julio Cobos, en el banquillo del Villanovense. :: estrella domeque/
Julio Cobos, en el banquillo del Villanovense. :: estrella domeque

El técnico del Villanovense confía en poder revertir la situación del equipo y se aferra a los nueve partidos que le restan a la temporada

ESTRELLA DOMEQUE

El Villanovense intenta pasar página del varapalo del derbi ante el Don Benito. Durante 90 minutos confiaron en la victoria y todo se vino abajo en el minuto 93. Pero, en la situación en la que se encuentran, de nada sirve ya mirar por el retrovisor y la vista está puesta en el Cartagena. Los de Julio Cobos aún no han ganado esta temporada fuera de casa. Un lastre que quieren quitarse con el reto más difícil: ganar en casa del líder. «Aquí todos los partidos son complicados y cualquier equipo puede ganar a cualquiera», afirma Julio Cobos, «pero no me cabe la menor duda de que si hacemos un buen partido y estamos ordenados vamos a ser capaces de ponerles en problema».

Ese es el objetivo, en una semana complicada a todos los niveles. Y es que, la sombra de la duda cae ya sobre Julio Cobos a falta de nueve partidos para el final. ¿Depende su puesto de lo que pase el domingo? «No pienso en eso. No depende de mí y para qué me voy a meter yo en eso. Afortunadamente, eso les corresponde a otras personas», responde en la previa del partido.

El técnico de Valdehornillos asegura que vive centrado en trabajar para salvar la categoría. «Bastante tengo yo ya con lo mío, de tener que trabajar con muchas personas y jugadores, con elegir once para que jueguen. Me gusta que respeten mis decisiones y, por tanto, respeto las que puedan tomar los demás», prosigue.

En ese trabajo, estos últimos días, más que de entrenador actúa de psicólogo. Y lo hace poniendo por delante su propia experiencia como jugador. «Como futbolista viví toda clase de situaciones, buenas y malas. He vivido este tipo de situaciones y mucho peores», recuerda el que fuera jugador de Badajoz, Cacereño, Sevilla Atlético o Don Benito.

Sigue aferrándose a los nueve partidos que restan de aquí a final de temporada. Les ha remitido a los jugadores a algo que le tocó vivir en el pasado: «Faltaban cuatro partidos, estábamos en descenso y de los cuatro partidos teníamos tres fuera. Habíamos ganado solo un partido fuera de casa y prácticamente todo el mundo nos daba por muertos. Y ganamos los cuatro partidos. No hay nada imposible y hay que pelear hasta el final».