Guzmán: «Me encantaría repetir otro playoff en mi casa»

Guzmán celebra el segundo gol del Badajoz ante el San Fernando. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS/
Guzmán celebra el segundo gol del Badajoz ante el San Fernando. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS

El canterano del Badajoz apela a seguir con la misma humildad, pero asegura que «no vamos a quitarle esa ilusión a la afición»

J. P.

Guzmán es uno de los capitanes del Badajoz y ejerce como tal dentro y fuera del vestuario. Es de la casa, tiene ADN cien por cien blanquinegro y sabe muy bien lo que es sentir los colores. También sufrirlos. En esta etapa de explosión del equipo, el canterano ha perdido protagonismo en el once, pero su implicación es la misma y un apoyo fundamental para la unión del grupo. «Cuando el equipo y los compañeros lo hacen tan bien y gana poco puedes hacer más que seguir entrenando al máximo para que el míster vea que puede contar contigo. Apoyar al compañero para que siga haciéndolo bien, entrenar fuerte para subir mi nivel y el de mis compañeros y mantener la ilusión de ese momento que el míster da la alineación estar entre los once», expone.

Guzmán necesitaba sentirse importante, de ayuda y así cuando el árbitro señaló el penalti no lo dudó. «Tenía mucha confianza. Siempre he tirado penaltis y me siento cómodo. También los pueden tirar Ferrón o Éder, pero por desgracia tampoco nos han pitado tantos». Era el segundo en toda la temporada, el primero trasformado en gol casi una vuelta después del fallo de Ferrón ante el Marbella.

SU FICHA

Nombre
Guzmán Casaseca Lozano.
Lugar y fecha de nacimiento
Badajoz, 26 de diciembre de 1984.
Demarcación
Extremo o mediapunta.
Partidos
21 (16 titular y 5 completos), 1.314 minutos.
Gol
1 (Badajoz, 2 (penalti)-San Fernando, 0/2-0).
Trayectoria
Categorías inferiores del Badajoz hasta el primer equipo, Mallorca B, Xerez, Córdoba, Castellón, Ceuta, Alavés, Las Palmas y Valladolid.

El jugador pacense es consciente que ahora le toca esperar su momento. El Badajoz ha enlazado tres victorias consecutivas y tiene a la afición envuelta en el sueño de la fase de ascenso. «Nosotros no vamos a quitarle esa ilusión», sostiene y añade. «El vestuario está muy unido, es muy sano y humilde. Esto nos ha llevado hasta aquí, pero queremos más. Para eso tenemos que seguir apretando en los entrenamientos y si seguimos así podemos llevarnos el premio, ¿por qué no?».

Tenía 18 años cuando el Badajoz disputó su última fase de ascenso a Segunda y Guzmán fue uno de los protagonistas de aquella milagrosa clasificación en la 2003-04 con Juanma Generelo como revulsivo en el banquillo. «Es una situación parecida. Entonces también hubo dos entrenadores y aquel grupo era muy joven. Lo recuerdo con mucha ilusión. El equipo empezó bien, pero luego pegó un bajón grande y cuando nadie creía en nosotros cogimos una racha buena y nos metimos», rememora al tiempo que sueña con otra fiesta. «Me encantaría repetir otro playoff en mi casa, con mi equipo».

Guzmán reconoce que siempre ha creído en el equipo. «Se confeccionó una plantilla muy competitiva, pero el comienzo no fue el deseado y nos lastró un poco. No en las aspiraciones, pero sí en la ilusión de la afición que se desconectó». Con la llegada de Nafti las sensaciones han cambiado radicalmente. «El equipo ha captado la idea, creemos lo que nos dice y nos transmite. En el Nuevo Vivero llevamos una racha impresionante y ahora estamos en una situación privilegiada, ni soñada. Pero tenemos que seguir con la misma humildad».

Más