SEGUNDA A

Almendralejo reescribe su historia

La afición se ha lanzado al agua para celebrar el ascenso del Extremadura / HOY

El Extremadura UD recoge el testigo del legendario CF en Segunda 16 años después | Los azulgranas consiguen el ascenso gracias al empate sin goles en el campo del Cartagena y vuelve al fútbol profesional

RAÚL PEÑA

No se pellizquen, están despiertos. No están soñando, es una realidad. El Extremadura UD es de Segunda División. Los azulgranas han conseguido terminar una temporada memorable con una gesta impresionante, un sueño hecho realidad. Nada más y nada menos que un ascenso al fútbol profesional que devuelve a la región a la élite del fútbol español 15 años después. Ya era hora.

Más información

El empate en Cartagonova sabe a gloria y mete de lleno a los azulgranas en el Olimpo del fútbol nacional. Un salto de categoría que debe catapultar al Extremadura y que debe servir de avanzadilla para que el fútbol en la región crezca.

Nunca un empate a cero supo tan bien. Y es que el Extremadura supo mantener la compostura, mantener a raya al Cartagena, para acabar celebrando un ascenso histórico para Almendralejo.

Los mil aficionados azulgranas lloraban, saltaban y festejaban con una alegría tremenda este ascenso a Segunda División. El Extremadura tiene en su afición un diamante que ha sabido pulir con mimos y cariño. Los seguidores han respondido a las mil maravillas y eso se ha notado en cada desplazamiento, en cada partido en casa, en cada final. La afición ha sido una de las piedras angulares de este proyecto ganador que hoy ya es de fútbol profesional. Por eso, este ascenso también es de la afición, siempre fiel, siempre incansable.

0 Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Míchel Zabaco, Mejías, Jesús Álvaro; Chavero, Diego Benito (Rubén Cruz, minuto 62), Gaspar (Moussa, minuto 76), Owusu (Hugo Rodríguez, minuto 46); Aitor Ruibal y Aketxe

0 Extremadura UD

Manu; Díez, Pardo, Borja, Aitor; Álex Barrera (Fran Miranda, minuto 92), Gio, Valverde (Willy, minuto 75), Jairo (Jesús Rubio, minuto 83), Kike Márquez; y Enric Gallego

Árbitro:
César Soto Grado, del comité riojano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Gaspar (23'), Diego Benito (45') y Hugo Rodríguez (82') y a los visitantes Pardo (57') y Enric Gallego (84') y expulsó de forma directa a los locales Rubén Cruz (94') y Chavero (98')
Incidencias:
Partido de vuelta de la final por el ascenso a la Liga 1/2/3 de fútbol que se disputó en el estadio Cartagonova de Cartagena ante unos 13.517 espectadores, alrededor de 1.000 de ellos desplazados desde Almendralejo.

La previa del encuentro fue inmejorable. Dos horas antes del choque, bajo un sol que calentaba sobremanera, y con los nervios a flor de piel, la afición del Extremadura se dedicó a pasarlo bien en las inmediaciones del Estadio Cartagonova. Los 1.000 azulgranas en tierras cartageneras trasladaron el ambiente del Francisco de la Hera a 700 kilómetros de distancia. El punto álgido de la previa azulgrana estuvo en la llegada del bus. Los jugadores, sonrientes e ilusionados, golpeaban los cristales del bus mientras fuera los aficionados estallaban de júbilo. Y aún quedaba lo mejor.

El comienzo del partido fue intenso, pero el Extremadura controló muy bien al Cartagena en los primeros instantes. Un Cartagena que tuvo que hacer un cambio a última hora en el 'once' inicial por la lesión en el calentamiento del capitán Moisés. Entró Zabaco por él, y la diferencia no se notó. El Extremadura presionaba lejos de su área y eso se notaba. Chavero recibía lejos del área rival y el Cartagena se quedaba sin ideas pronto.

La primera clara del partido fue para el Cartagena en el ecuador de la primera mitad. El Extremadura tuvo su primer fallo defensivo y el Cartagena lo aprovechó. Zabaco recuperó el esférico y de primeras le filtró un pase a Ruibal, que se quedó solo ante Manu García. Pero Manu es mucho Manu, y lo volvió a demostrar. La temporada del cancerbero azulgrana es sobresaliente, y lo volvió a demostrar. Ruibal controló mal, el balón se le fue largo y Manu García salió muy bien con los pies para dejar el marcador como estaba.

Tras el receso para la hidratación el Cartagena tuvo sus mejores ocasiones. Primero fue Aketxe el que la puso atrás en el pase de la muerte, pero no llegó ningún compañero; y un minuto después fue Gaspar el que disparó desviado desde la frontal para la tranquilidad de la afición azulgrana.

Este arreón tuvo su réplica. El delantero del Extremadura Enric Gallego le hizo un túnel espectacular a Zabaco, pero cuando disparó fue tarde y un defensa llegó para cortar el esférico. En el saque de esquina Álex Díez puso un centro delicioso que se paseó entre tres jugadores azulgranas a un metro de la línea de gol y que acabó con un disparo de Enric Gallego a las nubes.

En la segunda parte el Extremadura sufrió alguna acometida del equipo local, pero, como decíamos, el conjunto de Juan Sabas supo mantener a raya a los de Alberto Monteagudo. El Cartagena apretaba más por corazón que por juego, pero nada ni nadie consiguió inquietar sobremanera a Manu García. Sólo una ocasión de Moussa en un saque de esquina llevó a la grada azulgrana el miedo. Miedo que pasó, aunque el partido se hizo largo.

Las dos expulsiones calentaron el encuentro, pero permitieron que no se jugase nada más. El Extremadura es de plata, es de Segunda División. Almendralejo, el Extremadura y la región se lo merecen. Un hito histórico para este club fundado hace 11 años y que ya está en la élite del fútbol español. El año que viene se va a vivir el fútbol profesional en Almendralejo, y todo gracias a esta machada de los jugadores, aficionados, directivo y de toda la capital de Tierra de Barros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos