SEGUNDA B

Un examen para sacar plaza de bronce y para subir nota

Los jugadores del Don Benito y el Badajoz se saludan en el partido de la primera vuelta disputado en el Nuevo Vivero. :: pakopí/
Los jugadores del Don Benito y el Badajoz se saludan en el partido de la primera vuelta disputado en el Nuevo Vivero. :: pakopí

El Don Benito se juega en el derbi ganar enteros por la permanencia, mientras que el Badajoz se aferra a un triunfo para mantener vivas aspiraciones más altas

E. DOMEQUE / M. Gª GARRIDO DON BENITO / BADAJOZ.

Duelo especial, fiesta del fútbol, más que tres puntos en juego, igualdad, envite de mucha intensidad... Es el armazón retórico inherente a un derbi (el último de la 2018/19) que resuena por los micrófonos de las salas de prensa como cíclica reminiscencia durante siete días. Todo un clásico. Una mirada implorante a la tribuna en busca de músculo en la grada que decante el pulso en el césped. Y en efecto es una cita diferente. La proximidad geográfica entre los equipos en porfía aporta un componente extra que se manifiesta en el hermanamiento, la rivalidad y la motivación. Pero las aspiraciones de uno y las exigencias del otro impiden que esa aura sea protagonista.

El Badajoz lo afronta con serenidad. Los deberes están hechos. Han aprobado holgadamente los exámenes y únicamente aspiran a subir nota para ganarse un lugar de privilegio en la orla de su promoción. Su tutor, Mehdi Nafti, no es «profesor de 'mates'» y no se fía de los números. Reclama a los suyos que hinquen los codos para evitar caer en un exceso de confianza al verse alumnos aventajados. «Sabemos de dónde venimos», ha recordado en varias ocasiones. Y es que, por estas fechas, en el pasado curso, solo cuatro puntos (hoy están a 16) separaban de la promoción de descenso a los pacenses, que perdieron en la jornada 30 ante el San Fernando (2-1) y se asomaban aún más al abismo.

El peor escenario para los blanquinegros en las nueve jornadas que restan es caer en un limbo de bronce. Ese territorio anodino de la tabla en el que se carece de la tensión por la lejanía con los puestos de peligro y de ambición en caso de distanciarse del grupo de cabeza. Doblegar a los rojiblancos es vital para mantener vivos objetivos que alimenten el hambre competitiva. Se llame opción remota de playoff o posibilidad plausible de adquirir un billete para la Copa del Rey. Ganar es un imperativo innegociable para el Badajoz porque después recibe al Cartagena y tras estos dos choques será momento de otear el horizonte para discernir las cotas alcanzables.

Sin lesionados, los pacenses vuelven a contar de nuevo con una baja por sanción, situación cotidiana durante gran parte de la temporada. Damián Petcoff no será de la partida al ser expulsado ante el Recreativo Granada. Es el cuarto partido que se pierde por este motivo el argentino, tres de ellos por ver la roja y uno por acumulación de amarillas. Además, está a una tarjeta de cumplir el segundo ciclo, al igual que Cristian y Cidoncha. David Martín, Guzmán y Éder también se perderán el siguiente choque si son amonestados.

Nafti asegura que no es una circunstancia que le quite el sueño al contar con una plantilla amplia, sobre todo en la parcela defensiva, pero sí es un hándicap a tener en cuenta. «Es cierto que tenemos muchísimos jugadores apercibidos, pero no vamos a Don Benito pensando en el partido de Cartagena en casa, porque sería ir en contra de nuestra filosofía. Sí me preocupa más haber acabado los dos últimos partidos con diez».

El Badajoz es líder indiscutible en el ranking de los derbis esta campaña, con un pleno de triunfos en los tres disputados hasta el momento y curiosamente siempre con el mismo resultado: 1-2 y 2-1 con el Villanovense y 2-1 ante el Don Benito en el debut del técnico franco-tunecino al frente del conjunto blanquinegro.

El Don Benito, por su parte, cuajó una deficiente primera evaluación pese a ser un estudiante aplicado. Pequeños detalles le fueron lastrando y la nota media no le daba para mantenerse y sacar plaza para el curso que viene en Segunda B. Pero ahora llega a los últimos parciales habiendo recuperado materias suspensas y con la lección bien aprendida.

Los rojiblancos viven en un momento de felicidad relativa. Ocho jornadas sin perder y fuera de los puestos de descenso. La nota negativa: cuatro jornadas consecutivas sin ganar. No cabe duda de que los de Juan García han logrado establecer un rumbo fijo hacia la salvación, pero quedan aún nueve partidos que afrontar con la máxima exigencia.

Álex Herrera, ante 'su' Badajoz

«Son nueve finales y hay que lograr al menos cinco victorias como sea. El equipo ha demostrado que se puede conseguir, pero tenemos que intentar que sea cuanto antes», explicaba en la previa Álex Herrera, que se medirá hoy al «equipo en el que me he criado toda mi vida».

Pero el lateral zurdo del Don Benito tendrá que dejar al margen el sentimentalismo, en una jornada en la que se hace necesario ganar. Con 31 puntos en el casillero, las cuentas del conjunto rojiblanco esperan recibir aún quince puntos que aseguren la permanencia. Por tanto, deben sumar cinco triunfos en un calendario que les deja aún cinco partidos en el Vicente Sanz. Las sensaciones son muy positivas después del empate ante el Villanovense hace una semana. Un punto que podría saber a poco, pero que dejó un regusto de victoria por la forma en la que se produjo.

En cuanto al rival, Álex Herrera destaca su solidez defensiva. «Es un muy buen equipo, con jugadores contrastados y mucha historia. Con datos que hacen temblar. Como digo, un muy buen equipo, pero no se nos pueden escapar más puntos aquí. Es nuestro momento», asegura, al tiempo que desea suerte a su exequipo a partir de la próxima jornada.

En cuanto a bajas, el equipo de Juan García sigue sumando jugadores en la enfermería. A la lesión de Sebas Gil se suma ahora la de Ismael Heredia. El central también se perderá lo que resta de temporada. Ante el Badajoz, lo más previsible es que el técnico rojiblanco apueste por la pareja de Mario Gómez y Javi Pérez en el centro de la zaga, como ya hizo tras la lesión de Heredia en el derbi frente al Villanovense.

No será el único 'ex' que se mida hoy al Badajoz. También será el caso de Abraham Pozo, José Manuel o Néstor Díaz. Si bien, es probable que el guardameta no participe hoy en el partido, pues Juan García mantiene su apuesta por el portugués Léo Santos, clave en el empate ante los serones y también frente al Sevilla Atlético y Sanluqueño. En el centro del campo, sí que podría salir esta vez de inicio Abraham Pozo en detrimento de David Ordóñez, junto con Zambrano, Pepe Bernal, Sillero y Gonzalo. Y el delantero David Agudo seguirá un partido más como hombre más adelantado.

Cabe destacar que en este partido estará presente el dombenitense Juan Ignacio Gallardo, director del Diario Marca, que se encargará de hacer el saque de honor. Además, el encuentro ha sido declarado mediodía del club y se espera un gran ambiente en la grada del Vicente Sanz. El Badajoz confirmó ayer que ha vendido 307 entradas entre los aficionados blanquinegros.