SEGUNDA B

Un equipo tocado, pero no hundido

Pajuelo y Rafa Navarro, cabizbajos tras el empate. :: e. domeque/
Pajuelo y Rafa Navarro, cabizbajos tras el empate. :: e. domeque

El Villanovense sufrió un duro golpe psicológico en el derbi, pero tratará de reponerse a tiempo para lograr la salvación

ESTRELLA DOMEQUE

Villanueva de la Serena. «Confío plenamente en mi equipo, porque sabemos de las cualidades que tenemos y debemos dar un paso adelante para revertir la situación». El barco del Villanovense sigue navegando en aguas peligrosas, pero las palabras de su capitán, Ángel Pajuelo, dejan claro que no van a dejar que se hunda. Al menos, no mientras haya una brisa, aunque ligera, que pueda seguir moviendo las velas del navío serón.

Será una semana difícil para remontar el vuelo tras el doloroso empate cosechado en el derbi ante el Don Benito. «El vestuario está algo hundido, porque que en el último minuto te empate el equipo rival, la verdad es que jode», reconoce Pajuelo, que asume que su equipo no fue capaz de materializar las ocasiones que tuvo para sentenciar y, al final, acabó pagándolo muy caro.

Todo ello quizás se deba a que el Villanovense lleva ya demasiado tiempo remando con el viento en contra. Lastrado por las seis jornadas sin ganar, porque sólo ha marcado cinco goles en 2019 y únicamente ha sumado un triunfo en este primer trimestre del año. Son cifras que pesan demasiado y que hunden al equipo a posiciones de descenso.

«Cuando las dinámicas son malas todo se pone en contra. Se complica un poco más, pero nosotros no nos vamos a rendir hasta que no sea nada matemático. No vamos a bajar los brazos. Vamos a seguir trabajando como hasta ahora y esperamos que esta mala dinámica cambie ya, porque llevamos mucho tiempo diciendo esto. Tenemos que dar un golpe sobre la mesa, vamos a casa del líder y podemos dar la sorpresa», apunta el capitán en referencia al partido del próximo domingo ante el Cartagena.

Daños en el estadio

A los serones no les queda más remedio que arriar las velas y poner rumbo al Cartagonova. Atrás queda ya el derbi, aunque tendrán que reponerse de los daños ocasionados en las gradas de su estadio por un sector de aficionados del Don Benito. Sobre ello, se pronunciaba rápidamente el club rojiblanco, que ha condenado este comportamiento y además se ha ofrecido a costear los gastos que se deriven a causa de esos desperfectos. «Esperamos no vuelvan a suceder, ya que ésta no es la imagen que corresponde a nuestra afición», señala a través de un comunicado sobre unos daños que también provocaron en los aseos.