SEGUNDA B

Dominio serón no recompensado

Jaime Almagro, debutante ayer, protesta una acción dentro del área rival. :: e. domeque/
Jaime Almagro, debutante ayer, protesta una acción dentro del área rival. :: e. domeque

El Villanovense mereció más ante un conformista Murcia que se salvó gracias a la actuación de Mackay y a un gol mal anulado a Raíllo

ESTRELLA DOMEQUE VILLANUEVA DE LA SERENA.

Luces y sombras para el Villanovense en el empate ante el Real Murcia. En la claridad: la buena primera mitad y la electricidad que han aportado Braim y José Ramón en las bandas. En la oscuridad: la falta de gol. Cierto es que en esto último pesó la buena actuación de Ian Mackay bajo palos o la ausencia de Andrés Carrasco en ataque, pero más cierto es el sabor agridulce que dejó el empate sin goles en el descanso, pese al dominio ejercido en los primeros 45 minutos.

Más información

Delante tenían a un rival tocado, que llegó con lo justo para completar una convocatoria de 16 jugadores. Julio Cobos salió de inicio con algunos cambios, como el regreso a la titularidad de Sergio Domínguez en el carril derecho, Poley en el centro del campo y Raíllo como hombre más adelantado debido a la ausencia por sanción de Carrasco.

Los locales, que aún no han ganado en este 2019, salieron con el cuchillo entre los dientes y ya en el primer minuto el árbitro anulaba un gol a Raíllo por fuera de juego que no era, tras una gran acción individual de Braim por la izquierda. Una decisión muy protestada por los serones. Minutos después era un aguerrido Pajuelo el que lograba conectar un centro que Xavi Puerto remataba con un testarazo a gol que sólo evitó una gran mano de Mackay para enviar a córner. Un saque de esquina en el que Poley a punto estuvo de sorprender con un gol olímpico que despejó Nahuel casi sobre la línea.

Inicio fulgurante del Villanovense, con un Murcia desaparecido en ataque durante toda la primera mitad y casi en los 90 minutos de partido. El meta grana fue de nuevo protagonista en el 13, con otra buena parada a disparo de Braim. El extremo melillense fue un quebradero de cabeza para la zaga visitante y, en el 30, inició de nuevo una jugada en banda, con Xavi Puerto como acompañante, que terminó en un remate de Raíllo desde el área pequeña que se marchó a la derecha de la portería de Mackay.

Apagón

Desde esa ocasión, se empezó a apagar la luz del conjunto serón que tras el descanso siguió dominando el balón, pero ya con menos claridad en ataque. En el lado visitante, no fue hasta el 53 cuando llegó el primer disparo a puerta en las botas de Julio Delgado, que Isma Gil despejó con los puños y en el rechace Manel la envió fuera.

La respuesta serona llegó minutos después, a balón parado, con un buen centro al área de Poley que remató en primera instancia José Ramón y Raíllo no llegó por poco en el segundo palo. Ya en el 66, era Braim el que lo volvía a intentar con un disparo desde el interior del área que, de nuevo, atrapó Mackay. Tras esa ocasión, tanto Julio Cobos como Manolo Herrero movieron el banquillo. En el cuadro local entró Pedro Montero para buscar más presencia arriba en lugar de José Ramón. Y en el Murcia era Armando el que entraba en lugar de Chumbi.

0 VILLANOVENSE

0 REAL MURCIA

Villanovense
Isma Gil; Sergio Domínguez, Tapia, Javi Sánchez, Espín, Pajuelo, José Ramón (Pedro Montero, min. 69), Gustavo Poley, Raíllo, Xavi Puerto (Borja García, min. 80) y Braim (Almagro, min. 86).
Real Murcia
Ian Mackay, José Ruiz, Hugo Álvarez, Charlie Dean, Nahuel, Sergi Maestre, Miñano, Josema, Chumbi (Armando, min. 68), Julio Delgado (Santi Bernal, min. 74) y Manel Martínez.
Árbitro
Manuel Jesús Orellana Cid (andaluz). Amonestó a Tapia y Espín en el cuadro local y a Josema y Miñano en los visitantes. Expulsó con roja directa a Álex Romero, en el banquillo.
Incidencias
Unos 1.300 espectadores, con presencia de aficionados murcianos. Se guardó un minuto de silencio.

El conjunto grana ya no se sentía tan incómodo en esta segunda mitad y, aunque no llegaba con claridad a la portería de Isma Gil, sí que lograba meter el miedo en el cuerpo de los serones. Los de Cobos se sacudían la presión a base de ocasiones. En el 71, Raíllo volvió a tenerla tras un gran centro de Sergio Domínguez desde la derecha, pero su remate se marchó fuera. Minutos después respondía Josema para el Murcia con un disparo demasiado cruzado. Después la tuvo Manel, que no encontró portería en el minuto 80.

En este momento, el técnico serón daba entrada a Borja García en lugar de Xavi Puerto y el Villanovense empezaba a darse cuenta de que se iba sin premio después de un buen partido. Parte de la culpa era de Ian Mackay, que de nuevo apareció en el tramo final para desquiciar a Pedro Montero, que hilvanó una buena jugada tras recibir un pase atrás de Javi Sánchez, ya incorporado al ataque.

A falta de cinco minutos para el final entró Jaime Almagro, que disfrutaba así de sus primeros minutos con la camiseta del Villanovense, en lugar de Braim, sin duda, el que más chispa aportó ayer al juego del conjunto serón.

Injusto reparto de puntos y excesivo premio para un Murcia algo conformista y mermado por las circunstancias del club. Un empate que deja a los serones en la posición de promoción de descenso, después de cuatro jornadas sin ganar, algo que tendrá que perseguir esta semana en su visita al Ibiza.