Al Badajoz se le amarga el turrón

César Morgado pugna un balón con el sevillista Miguel Martín. :: JUANJO ÚBEDA/
César Morgado pugna un balón con el sevillista Miguel Martín. :: JUANJO ÚBEDA

El equipo blanquinegro merece algo más, pero no puede sacar nada positivo ante un rival directo por el descenso en la despedida del año

EDU SARDIÑA SEVILLA.

Amargo turrón para el Badajoz. De tumbar al líder a caer ante un rival directo en puestos de descenso. Los blanquinegros -ayer de verde- despiden el año con mal sabor de boca en su visita al filial sevillista. El equipo de Mehdi Nafti mereció algo más, pero no fue capaz de sacar algo positivo de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios y caía derrotado por 2-1 a pesar de apretar en los últimos minutos, en el que el gol de Francis Ferrón quedó en nada con los goles de Casas y Genaro.

2 SEVILLA ATLÉTICO CD BADAJOZ

1

Sevilla Atlético
Javi Díaz; Manu Sánchez, Genaro, Amo, Javi Vázquez; Cera, Juanpe (Checa, min.91); Bryan (Pejiño, min.87), Curro Sánchez, Miguel Martín (Felipe Carvallo, min.77); y Casas.
CD Badajoz:
Kike Royo; Juanjo, César Morgado, Cristian, Eneko Zabaleta; Higón (David Martín, min.75), Kamal, Petcoff; Guzmán (Lamarca, min. 55); Francis Ferrón y Éder Díez.
Goles
1-0: Casas, m.37. 2-0: Genaro, m.68. 2-1: Francis Ferrón, m.80.
Árbitro
Alexander González González, del colegio tinerfeño, que amonestó a los locales Curro (86) y Javi Vázquez (89) y a los visitante César (25), Cristian Pérez (33), Juanjo García (86) y Kamal (89).
Incidencias
Partido disputado en el estadio Jesús Navas, con una asistencia de 413 espectadores, de los que en torno a 100 fueron del conjunto extremeño.

El Badajoz llegaba a la capital hispalense tras realizar uno de sus partidos más completos en su victoria frente al líder Melilla, pero vuelve a dar otro paso atrás para cerrar el año sin ser capaz de ganar y sacar solo dos puntos en sus enfrentamientos ante tres de los cuatro últimos clasificados.

En la primera parte hubo ocasiones para ambos equipos, pero fue el Sevilla Atlético el que golpeó primero con un gol del juvenil Casas en el 36. La primera clara del partido fue para los visitantes con un disparo al larguero de Éder Díez de remate en la frontal del área pequeña tras una jugada por banda derecha en un mal despeje de Amo que le quedó franco al delantero que, con todo a favor, no pudo poner por delante a los suyos en el minuto 9. El filial sevillista se fue animando por momentos y en las botas de Miguel Martín tuvo la más clara en un disparo desde dentro del área con un disparo que despejó Kike Royo a córner tras una buena jugada personal de Juanpe. Se paró un poco el ritmo del partido y en el 33 Guzmán tuvo una clara ocasión con un disparo que, tras tocar en un defensa sevillista, salvó in extremis Javi Díaz. En la contra, Cristian Pérez tuvo que parar en falta un uno contra uno contra Miguel Martín que le costó la amarilla. No iba a ser más que el preludio del tanto sevillista, cuando Miguel Martín iba a aprovechar un mal despeje de Cristian para servir de cabeza a Casas que, tras tres recortes, iba a definir a las mil maravillas para poner por delante al filial sevillista y estrenarse con gol en su tercer partido con el segundo equipo nervionense. El conjunto pacense no agachó la cabeza tras el gol encajado y a los dos minutos tuvo una clara ocasión en una falta desde la frontal que atajó el cancerbero sevillista en dos tiempos tras disparo de Éder.

Ya en la segunda mitad iba a ser el conjunto extremeño el que se iba a volcar al ataque e iba a poner en apuros a la zaga local tras un carrusel de córner que iba a acabar con un remate de César Morgado que, in extremis, iba a salvar Javi Díaz en la misma línea. El Sevilla iba a ir de menos a más, como ya lo hizo en el primer tiempo, e iba a tener en las botas de Miguel Martín la más clara en una gran jugada colectiva que desbarató Kike Royo saliendo a las mil maravillas y dejando al delantero sevillista con el molde. No iban a dejar de intentar el empate los pacenses y la iba a tener en un centro de Lamarca que salvó en boca de gol Genaro. En el córner, los vblanquinegros pidieron penalti en un barullo en el área, pero el colegiado tinerfeño no vio nada. Pero nuevamente iba a golpear primero el conjunto sevillista cuando en un córner botado desde el costado izquierdo por Curro Sánchez era Genaro el que iba a rematar a gol ganando en el salto a la defensa en el segundo palo muy cerca de un Kike Royo que nada pudo hacer para evitarlo. El tanto fue un jarro de agua fría para los extremeños que no eran capaces de superar la rígida línea de 5 defensas que planteó el técnico local, mientras que el filial aprovechaba los espacios que dejaban atrás tras irse a buscar el tanto que les metiese en el choque para crear peligro a las contras con un Bryan estelar. Pero los pacenses nunca se rindieron y en un saque de esquina botado por Petcoff iba a ser Francis Ferrón el que de un poderoso cabezazo iba a acortar distancias en el marcador en el 80. El gol iba a sembrar las dudas en el filial sevillista, que dio un paso atrás y dio pie a que los minutos finales fuesen un monólogo extremeño, que en la cabeza de Éder tuvo una clarísima ocasión de empatar el encuentro en el 85, pero su remate se marchó fuera por centímetros. Los últimos minutos estuvieron marcadas por las constantes interrupciones y con un Badajoz que encerró al filial sevillista en su campo pero no tuvo ninguna clara para el empate.

El conjunto pacense cierra el año en mitad de tabla con 23 puntos, a 10 puntos del playoff de ascenso a Segunda y 4 por encima del descenso.

«Es el momento de recargar pilas»

Mehdi Nafti atendió a los medios en la sala de prensa del estadio Jesús Navas y no se mostró nada contento con lo visto en el campo. «La misma película que en partidos anteriores lejos de casa. Fallamos dos ocasiones claras, tenemos un mal despeje y encajamos un gol. En la segunda parte hemos tenido opciones tras el 2-0 y después del gol nos hemos expuesto dejando espacios atrás». La reacción en los últimos minutos fue palpable pero a pesar de ello no se mostró contento el técnico franco tunecino. «Perdiendo nunca estoy contento. Los chicos se esfuerzan, se equivocan poco, los rivales fallan más que tú y no lo aprovechas. Hay que minimizar los errores y hay que seguir trabajando e insistiendo». El técnico del Badajoz también hizo una valoración de sus partidos en el club y de lo que queda tras el parón navideño. «Me he sentido muy a gusto trabajando con los chicos, con ganas de mejorar, de trabajar, cómodo en el club y con mucha hambre. Tenemos una liga muy igualada y dos victorias nos meten arriba. Es momento de recargar pilas y hay que empezar una liga nueva. Nadie es más guapo ni mejor que nadie y hay que trabajar con humildad», concluyó el entrenador del conjunto extremeño.