SEGUNDA B

David Agudo ya tiene compañía en ataque

Agudo intenta un disparo ante el UCAM Murcia. :: e. d./
Agudo intenta un disparo ante el UCAM Murcia. :: e. d.

Las llegadas de Edgar y Jesús Sillero han hecho que el Don Benito tenga mayor presencia en la línea ofensiva

ESTRELLA DOMEQUE

El nuevo dibujo de la pizarra del Don Benito ha terminado con la soledad de David Agudo en la línea de ataque del conjunto rojiblanco. Hasta la llegada de los refuerzos invernales, la estampa habitual de los partidos era la de un aguerrido Agudo pugnando casi en solitario con los defensas rivales, pero ahora ya se siente más acompañado.

Ante el UCAM, Juan García puso a su lado a Edgar Agudo y los dos se entendieron como si llevaran jugando juntos toda la temporada. El partido se saldó con un valioso empate a uno. Pero ya ante el Jumilla, el técnico pacense decidió poner toda la carne en el asador, en parte obligado por las ausencias, con la presencia en el once inicial de los dos 'Agudo' y de Jesús Sillero. Una apuesta que dio sus frutos con la victoria por 0-2.

«Han venido fichajes, como todo el mundo estaba pidiendo en la zona de ataque. Edgar y Sillero están haciendo un gran trabajo, llevan solo dos semanas y se han adaptado al equipo muy bien y eso es importante, también que el ambiente no cambie, lo que nos va a ayudar de aquí a final de temporada», explica el delantero de Lobón.

No se sabe aún cuál será el dibujo de Juan García de cara al importante partido del domingo ante el Almería B, pero nadie quiere acordarse del duro correctivo recibido en la primera vuelta (4-1). «Ese partido es pasado», dice David, «ahora venimos en una buena dinámica, en casa no podemos perder más puntos y tenemos la oportunidad el domingo, no hay que desaprovecharla. Nos jugamos mucho y tiene que estar todo el equipo unido».

El ariete, al igual que sus compañeros, no pierde la fe y por eso lanzaba este mensaje a la afición: «Nos vamos a dejar el alma hasta conseguir el objetivo, que sigan creyendo, que nosotros lo hacemos desde el principio cuando estábamos mal y ahora que estamos algo mejor hay que seguir creyendo».