«Damos por buena la derrota, porque logramos el objetivo»

«Estoy feliz por hacer a tanta gente feliz y contento por haber cumplido como entrenador y con mi trabajo y objetivo en el Don Benito». Con esas palabras, Juan García, aún eufórico, valoraba el punto y final de una temporada que no ha sido fácil: «Tiene mucho valor, con uno de los presupuestos más bajos de toda la Segunda B y haber hecho historia después de muchos buenos entrenadores y equipos que habían pasado por aquí sin haber conseguido el objetivo». Un momento en el que se acordó de la familia, la propia y la de sus futbolistas. «Somos personas y alrededor hay personas que te ayudan en el momento que más triste te ven y es importante tenerles cerca».

Sobre la figura de Patricio Moreno, director deportivo, quiso poner en valor su trabajo, «acertando de lleno en el cuerpo técnico y en los jugadores. Tener una persona que te apoye tanto tan ciegamente es parte del éxito». Al tiempo que añadió que uno de los secretos de la temporada ha sido la fe y la insistencia, «sobre todo con la suerte de una segunda vuelta más marcada por los resultados que por el juego y a partir de ahí hemos crecido».

Sobre la derrota de este domingo, la más dulce sin duda, valoró el juego del Granada, «que en los pequeños detalles han estado mejor que nosotros, en dos segundas jugadas, que hemos defendido mal o han tenido acierto, pero damos por buena la derrota porque se ha conseguido el objetivo».