Curro y Miguel Ángel Espinar también se quedan

Curro disputa un balón con un jugador del Socuéllamos en el partido que dio el ascenso al Mérida. / ROMERO
Curro disputa un balón con un jugador del Socuéllamos en el partido que dio el ascenso al Mérida. / ROMERO

El Mérida confirma la continuidad tanto del mediocentro como del delantero y suma ya seis futbolistas que repiten de la última temporada

M. G.MÉRIDA.

El Mérida confirmó ayer la continuidad de otros dos futbolistas de su última plantilla: el mediocentro Curro y el delantero Miguel Ángel Espinar. Y no serán los últimos en repetir. Santi Amaro ya cuenta con ocho fichas senior de cara al curso que viene y seis de ellas celebraron el ascenso hace poco más de tres semanas. Hacía tiempo que no existía esta política de continuidad en el Romano. Justamente desde el último ascenso en el verano del 2015.

Francisco Sánchez Curiel (Coria del Río, Sevilla, 1981) debutará esta temporada con el Mérida en Segunda B, categoría en la que ya suma 489 partidos. Desde que debutase en ella en el año 2000 con el equipo de su pueblo sólo se ha perdido dos temporadas: la que ascendió con el Villanovense en la 2013-14 y esta última con el Mérida.

No se trata de una renovación más porque Curro, como Santi Amaro, había firmado el verano pasado un año más otro en caso de ascenso. O sea que el jugador y el club han decidido ejercer esa cláusula. Más que el dato de 34 partidos jugados en la última Liga (32 como titular y dos como suplentes), es importante cómo su influencia explicó la mejoría del Mérida. Fue centrarse y ofrecer su mejor versión y empezar el Mérida, tras lo de Navalmoral, a carburar hasta lo que ha terminado siendo. Su clase, pausa y experiencia se sumarán a su influencia en el vestuario emeritense en la temporada del regreso.

Santi Amaro ya cuenta con ocho fichas senior de cara al curso que viene y seis de ellas celebraron el ascenso

Miguel Ángel Espinar Peña (Lora del Río, Sevilla, 1988), por su parte, bajó el pasado mayo de Segunda B a Tercera para ascender con el Mérida. y como delantero de Segunda B que es, repetirá un año más en el Romano. Ésta sí cuenta como renovación y, sobre todo, refleja las ganas de Rubén Andrés y Santi Amaro de quedárselo.

Espinar empezó como suplente el domingo de su debut ante el Racing Valverdeño pero, a partir de ahí, fue titular en los cuatro partidos restantes, dándole lo que el Mérida buscaba tras la lesión de Migue Montes. Su trabajo en la eliminatoria ante el Socuéllamos fue su gran aportación desde que llegó. El próximo ejercicio, su aportación comenzará por los 224 partidos y 42 goles que arrastra en Segunda B.