SEGUNDA B

Cristo y Álex Jiménez, los primeros cromos del Mérida

Cristo durante un partido de esta temporada. :: j. m. romero/
Cristo durante un partido de esta temporada. :: j. m. romero

Los dos mejores jugadores del último curso estrenan las llegadas al unirse al nuevo proyecto de Santi Amaro y Rubén Andrés

M. G.MÉRIDA.

El Mérida ha decidido comenzar el álbum de cromos con sus dos mejores piezas del último curso: Cristo arriba y Álex Jiménez atrás. El extremo de Pueblonuevo cumplirá su segundo año de los tres que tiene firmado y el central madrileño se ha ganado la confianza de toda la parcela deportiva emeritense para explotar en Segunda B.

El último partido de Cristofer Medina Pajuelo (Pueblonuevo del Guadiana, Badajoz, 1987) en Segunda B fue el domingo 9 de mayo de 2010, y ni siquiera llegó a jugar. Lo convocó Tinín pero presenció desde el banquillo el triunfo del Cacereño ante el Cerro Reyes en el José Pache que salvaba a los dos equipos. Nueve años, cuatro meses y siete ascensos después, el extremo de Pueblonuevo volverá a jugar en Segunda B. Lo hará con el Mérida, porque para eso volvió hace menos de un año. Para ascender y jugar con el club en Segunda B.

«Tenía ganas de volver a jugar en esta categoría, pero no estaba obsesionado», subraya Cristo. «No me preocupaba mucho todo lo que rodeaba a mi regreso a Segunda B. De hecho, el año pasado asciendo con el Unionistas y sin embargo vuelvo a bajar a Tercera para jugar con el Mérida». Cristo quería seguir y Santi Amaro y Rubén Andrés querían que continuase, y el pasado lunes ratificaron esta unión.

Cristo: «No he querido escuchar ninguna oferta en todos estos días»

Tras 38 partidos (35 como titular y tres como suplente), 26 goles y 11 asistencias, el nombre de la última Liga repetirá en el Romano. «No he querido escuchar en todos estos días ninguna oferta. Me han llamado números desconocidos. pero no he cogido ninguno», reconoce Cristo.

Un central de Segunda B

El otro nombre propio del último año del Mérida también confirmó ayer su presencia en el próximo proyecto: el central madrileño Álex Jiménez Expósito (Madrid, 1994) ha sido el primero en renovar este verano con el conjunto emeritense. Tras 35 partidos, todos como titular, y tres goles, le ha llegado la hora de confirmar lo que todos presienten: que incluso la Segunda B se le puede quedar pequeña. De rendimiento siempre regular, seguro al cruce, con gran salida de balón, fuerte al choque y excelente por arriba en jugadas de estrategia, es complicado sumar más cualidades para un central de la categoría. Y encima, fue el autor del penalti del ascenso a Segunda B ante el Socuéllamos.