«Tengo contrato y quiero entrenar en una categoría superior»

M. G.MÉRIDA.

-Han pasado diez días y aún no sabemos nada de su futuro.

-Bueno, yo tengo contrato. Tenía renovación automática en caso de ascenso. Lo que pasa que estamos a expensas de cómo queda definido el club. Y cuando lo sepamos, empezaremos a trabajar.

-¿Usted quiere seguir?

-Claro. Estoy en mi casa, tengo contrato en vigor y estoy ilusionado por entrenar en una categoría superior.

-Y Rubén Andrés quiere que continúe.

-Con Rubén siempre he tenido buen 'feeling'. En teoría hay que esperar a ver cómo se define el club, pero a priori no debe de haber ningún problema.

-¿Le han llegado ofertas de otros equipos?

-No (risas). Lo que pasa es que cuando haces las cosas bien es más fácil que te lleguen ofertas. Pero estoy muy centrado en el Mérida.

-¿Es consciente de que su caché ha cambiado?

-Los entrenadores son el objetivo que cosechen. Ojalá el año que viene ese caché sea para mejor y no para peor.

-¿Qué apetece en casa?

-En casa están preparados para todo. Mi mujer me conoció en un vestuario. Lo que sí me han dicho es que si «otra vez a viajar cada quince días». Pero ya lo han vivido, qué le van a hacer.

-¿Y ha pensado entonces en su futura plantilla?

-Eso es más de Rubén. Hemos estado tan centrados en el playoff que no he mirado nada. Rubén estaba trabajando en las dos variantes, si nos quedábamos en Tercera o si subíamos a Segunda B. Tenemos una idea y hemos pensado ya quiénes queremos que se queden, pero a ver cómo queda estructurado el club.